Biografía de Julio César

La Biografía de Julio César (0100/07/12 - 0044/03/15) nos muestra en esta oportunidad a un general y político romano, quien se distinguió como uno de los personajes más destacados de la historia.

También nos revela la vida y obra de un militar romano del siglo I a. C., quien fue además miembro de los senadores patricios Julios Césares, los cuales alcanzaron las más relevantes magistraturas del Estado y dominaron la actividad pública y política de la República, luego de triunfar en la guerra civil que fue provocada por el ala más conservadora del Senado.

También te puede interesar la... Biografía de Fernando VII: Vida y Obra


Índice

    Resumen de la Biografía de Julio César: Vida y Obra

    Nacimiento y Padres de Julio Cesar

    Nacimiento y Padres de Julio Cesar

    De acuerdo con los registros de la historia que se han conservado, Julio César vino a este mundo el 12 de julio del año 100 a.C. en la ciudad de Roma, en el seno de la gens Julia, o una familia patricia de poca fortuna, emparentada con algunos de los individuos más influyentes de su tiempo,

    Se sabe que sus progenitores fueron Aurelia Cotta y Cayo Julio César, quienes lo reconocieron realmente con el nombre de Gaius Iulius Caesar - Cayo Julio César o Gayo Julio César. a sobrino de Cayo Mario, líder de los movimientos populares, quien nombró a César flamen dialis, uno de los arcaicos sacerdocios pero sin poder.

    Julio Cesar y su Enfrentamiento con Sila

    Se cuenta que cuando Lucio Cornelio Sila, jefe de los optimates, fue designado dictador en el año 82 a.C., Julio Cesar consideró que lo más prudente era abandonar la ciudad de Roma.

    Por esa razón no volvió a la ciudad hasta el el año 78 a.C., luego de la dimisión de Sila y para esa fecha tan solo contaba con veintidós años. Sin ganarse un cargo, abandonó la ciudad de Roma de nuevo y se trasladó a la ciudad de Rodas, donde logró realizar sus estudios de retórica; cuando en el año 73 a.C., regresó a Roma, se convirtió en un elocuente orador muy convincente.

    Julio Cesar y sus Esposas

    Julio Cesar y sus Esposas
    Según la historia, Julio Cesar visitó Egipto y nombró como reina a Cleopatra, hija del fallecido rey Tolomeo XII.

    Se ha corroborado históricamente que Julio César tuvo como cónyuges a tres mujeres: Cornelia (m. 84 a. C.-69 a. C.), hija del socio de Mario, Cinna, reafirmándose como radical; Pompeya (m. 67 a. C.-61 a. C.), Calpurnia (m. 59 a. C.-44 a. C.), con quienes llegó a procrear a tres hijos: Augusto, Cesarión, Julia

    Después del fallecimiento de su primera esposa Cornelia, en el 68 a.C. Julio César, se casó con Pompeya, quien era nieta de Sila. Pero ésta fue difamada con tantas habladurías que Julio Cesar decidió divorciarse, argumentando frente al Senado que su pareja debía estar libre de toda sospecha, pues no solamente debía ser una esposa honrada, sino también parecerlo ante el pueblo.

    Su matrimonio siguiente (59 a.C.) fue con Calpurnia y éste se hizo realidad por compromisos o razones políticas. No obstante, al no poder tener herederos varones, Julio Cesar estableció en su testamento la condición para que su sobrino nieto, Octavio, fuera en el momento de su muerte su sucesor, lo que a la postre lo consagró como el primer emperador de Roma con el nombre de Augusto.

    Su Relación con Cleopatra

    La Biografía de Julio César, que ha sido redactada por los especialistas Víctor Moreno y otros (2016) y que ha sido publicada en su website, nos dice que visitó Egipto y nombró como reina a Cleopatra, hija del fallecido rey Tolomeo XII.

    Otras biografías añaden que luego de la derrota del año 48 a. C., en la batalla de Farsalia, infringida por su rival Julio César en la segunda guerra civil romana, Pompeyo el Grande se refugió en Egipto, un estado que era cliente de Roma.

    Ptolomeo XIII ordenó matar a Pompeyo mientras Julio César se ocupaba de Alejandría persiguiendo a su enemigo. Como cónsul de la República romana, Julio César buscó la forma de reconciliar a Ptolomeo XIII con su hermana Cleopatra. Sin embargo, Potino el Eunuco, quien era consejero jefe del monarca egipcio, consideró que la propuesta del cónsul beneficiaba a su hermana por lo que sus fuerzas sitiaron a Julio César y Cleopatra en Alejandría.

    Este asedio culminó con la llegada de los aliados de Julio César a inicios del año 47 a. C., y Ptolomeo XIII falleció luego en la batalla del Nilo. Así, Arsínoe IV, quien era hermana menor de Cleopatra y quien había liderado el asedio, se refugió en Éfeso.

    Julio César, ya entonces un dictador, designó como cogobernantes de Egipto a Cleopatra y a su pequeño hermano Ptolomeo XIV, iniciando una relación sentimental con la reina egipcia, de quien concibió a Cesarión, futuro Ptolomeo XV.

    NOTA

    Cleopatra se trasladó a Roma como reina vasalla y se alojó en la villa de Julio César entre los años 46 y 44 a. C. Al ser asesinado Julio Cesar, Cleopatra intentó que fuera designado heredero su hijo Cesarion, pero esto no lo puso lograr por el ascenso al poder de Octavio, quien luego fue conocido como Augusto y quien sería el primer emperador de Roma en el año 27 a.C.). Fue por ello que Cleopatra ordenó que asesinaran a su hermano Ptolomeo XIV para llevar a su hijo Cesarión a ser corregente de Egipto.

    FRASES CÉLEBRES

    • “Veni, vidi, vici”
    • «Divide y conquistaras»

    El Primer Triunvirato de Julio Cesar

    El Primer Triunvirato de Julio Cesar
    Tras ser gobernador de Hispania por un año, hizo una alianza con Craso y Pompeyo para formar el primer triunvirato.

    En el año 69 a.C., Julio César fue nombrado como cuestor y durante el año 65 a.C. edil curul. Para el año el 60 a.C., y luego de ser gobernador de Hispania por un año, hizo una alianza con Craso y Pompeyo para formar el primer triunvirato; con el propósito de fortalecer de una manera más estratégica su relación. Para ese entonces Pompeyo contrajo matrimonio con Julia., hija de Julio César.

    la Llegada de la Crisis Política y La Guerra de las Galias

    Para el año 52 a.C., al fallecer Craso, Pompeyo fue designado como único cónsul. Fue entonces cuando decidió terminar con el poder de Julio César. Luego el Senado, el cual fue incitado por Pompeyo, le pidió a Julio César que renunciara a su mandato y liquidara su ejército o de lo contrario sería considerado visto como un enemigo público.

    Por su parte, los tribunos, que eran servidores y dependientes de Julio César, decidieron esta vez rechazar esta moción, pero fueron todos expulsados del Senado. Unas cuantas diferencias surgieron entre Julio César y Pompeyo, cuyas relaciones familiares se habían quebrantado con el fallecimiento de su esposa Julia en el año 54 a.C.

    Las tropas de Pompeyo, que eran superiores a las de Julio César, se hallaban dispersas por todas las provincias y sus comandos militares ubicados en la península Itálica no se sentían preparadas para poder enfrentar una guerra. Durante el año 58 a.C., Julio Cesar se desempeñó como gobernador de las Galias y para el año siguiente (59 a.C.)  fue elegido como cónsul.  En los próximos siete años se encargó de dirigir las guerras de las Galias.

    Atravesando el Rio Rubicón

    Atravesando el Rio Rubicón
    En un lapso de tiempo de tres meses, Julio César logró controlar toda la península Itálica y sus comandos militares asaltaron y ocuparon Hispania y el puerto clave de Massilia, ubicado en Francia.

    Hacia el año 49 a.C. Julio César logró atravesar el Rubicón, un pequeño río que dividía su provincia gala cisalpina de la pujante Italia y decidió marchar hacia el sur. Viendo estas acciones de Julio Cesar, Pompeyo escapó a la ciudad de Brundisium y desde allí a Grecia.

    En un lapso de tiempo de tres meses, Julio César logró controlar toda la península Itálica y sus comandos militares asaltaron y ocuparon Hispania y el puerto clave de Massilia, ubicado en Francia.

    Fue de esta manera como Julio César se hizo como dictador hasta que de nuevo llegó a ser elegido cónsul en el año 48 a.C. Poco tiempo después acabó con las fuerzas de Pompeyo estacionadas en  en Farsalia, Grecia, viéndose este en la imperiosa necesidad de huir a Egipto, donde posteriormente fue asesinado.

    Julio Cesar como Dictador vitalicio

    Julio Cesar como Dictador vitalicio
    Fue nombrado cónsul por un periodo de diez años en el año 45 a.C. y recibió además la inviolabilidad de los tribunos. También se desempeñó como sumo sacerdote, ejerciendo como jefe de la religión del Estado.

    Llegado el año 47 a.C., Julio Cesar dominó a Asia Menor y tras sus victorias en diversas batallas regresó a Roma como dictador. Su poder estaba centrado en su condición como dictador ‘vitalicio’.

    A su vez fue nombrado cónsul por un periodo de diez años en el año 45 a.C. y recibió además la inviolabilidad de los tribunos. También se desempeñó como sumo sacerdote, ejerciendo como jefe de la religión del Estado, pero especialmente tenía el control y la venia de todos los ejércitos.

    Al interior de la nación, eliminó de las provincias el sistema corrupto de impuestos, patrocinando el establecimiento de colonias de veteranos y ampliando la ciudadanía romana.

    NOTA

    En el caso de la metrópoli, reestructuró las asambleas y aumentó el número de senadores. Pero muchos de los familiares cercanos al ámbito senatorial sentían que Julio César amenazaba sus puntos de vistas; el honor y los poderes de Julio César les hacían temer que este pretendiera ser coronado como rex (rey), un título que despreciaban como republicanos.

    SABÍAS QUE...

    • Poco antes de ser asesinado, el mes de Quintilis pasó a llamarse Julio en su honor.
    • Fue trasladado a la provincia de Asia para combatir en Mitilene como legado de Marco Minucio Termo.
    • Regresó a Roma a la muerte de Sila, jefe de los optimates, en 78 a. C., y se desempeñó como abogado por un tiempo.
    • Que en el Primer Triunvirato, su colega durante el consulado, Marco Calpurnio Bíbulo, decidió retirarse del senado para así entorpecer la labor de Julio César, pero aun así, logró implementar diversas medidas legales, como una ley agraria en su afán por regular el reparto de las tierras entre los soldados veteranos.
    • Sus triunfos en las batallas de Farsalia, Tapso y Munda sobre los grupos conservadores, le convirtieron en el amo de la República.
    • El hecho de que estuviese en plena guerra civil no impidió que desafiara a Farnaces II en Zela y a los acérrimos enemigos de Cleopatra en Alejandría.

    Muerte de Julio César 

    Muerte de Julio César 
    un grupo de senadores conformado por varios de sus personas de confianza o antiguos lugartenientes armaron una plan conspirativo que culminó con el asesinato de Julio César en el Senado,

    A pesar de que bajo su mando la República experimentó un corto periodo de gran prosperidad, algunos senadores asumieron a Julio César como un “Dictador” que ambicionaba reponer la monarquía.

    Con el objetivo de acabar con la amenaza que suponía la presencia de un dictador en Roma, en los idus (el 15) de marzo en el año 44 a.C., un grupo de senadores conformado por varios de sus personas de confianza (Marco Junio Bruto y Cayo Casio Longino) o antiguos lugartenientes (Cayo Trebonio y Décimo Junio Bruto Albino) armaron una plan conspirativo para destronarlo.

    Este plan culminó cuando, los conspiradores sorprendieron y asesinaron a Julio César en el Senado, lo que provocó un estallido social de un extenso periodo de guerras, donde los partidarios del gobierno de Julio César (Marco Antonio, Octavio y Lépido), derrotaron en la batalla doble de Filipos a sus homicidas, que estaban siendo dirigidos por Bruto y Casio.

    NOTA

    Al terminar el conflicto, Octavio, Antonio y Lépido conformaron el Segundo Triunvirato y acordaron repartirse los territorios de la República, pero al ser Lépido apartado de esta figura, finalmente volvieron a enfrentarse en Accio, donde Octavio, como heredero de Julio César, triunfó frente a Marco Antonio y se erigió como el primer emperador romano, Augusto.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Go up