Biografía de Francisco Pizarro

La Biografía de Francisco Pizarro (1478/03/16 - 1541/06/26) nos muestra a uno de los más famosos conquistadores españoles del Perú, cuya participación en el proceso de colonización concretó la conquista del Imperio incaico y la Batalla de los conquistadores.

También te puede interesar la... Biografía de José Gil Fortoul


Índice

    Resumen de la Biografía de Francisco Pizarro

    Resumen de la Biografía de Francisco Pizarro: Vida y Obra
    Desde pequeño, jamás llegó a destacarse por su interés en la cultura, ni aprendió a leer, por lo que le fue impuesto el cuidado de los cerdos.

    También conocido como el Marqués Francisco Pizarro, se cree que vino a este mundo como hijo natural el 16 de marzo del año 1478 en Trujillo, Cáceres, esto gracias a la unión conyugal entre sus padres Gonzalo Pizarro, capitán de los tercios españoles y mejor conocido como "El Largo o El Romano", quien participó en la luchas en Granada, en Italia con el Gran Capitán, y Francisca González Mateos, quien se desempeñaba como la criada de su tía Beatriz Pizarro. Pero realmente fue registrado con el nombre de Francisco Pizarro González.

    Esto lo confirma la Biografía de Francisco Pizarro, que ha sido redactada por los especialistas Víctor Moreno, María E. Ramírez, Cristian de la Oliva, Estrella Moreno y otros (2005) y que ha sido publicada en el sitio web buscabiografias.com,  en la cual señalan que de los registros históricos, aún conserva la partida de bautismo en la cual se le asigna el nombre de Francisco González, con el apellido de su progenitora, ya que el apellido de su padre lo pudo llevar cuando cumplió los doce años de edad.

    Se sabe que se crio con su progenitora y sus abuelos maternos, campesinos y roperos de esa época. Desde pequeño, jamás llegó a destacarse por su interés en la cultura, ni aprendió a leer, por lo que le fue impuesto el cuidado de los cerdos.

    NOTA

    Se tiene información que a los pocos años los cerdos y otros animales que tenía bajo su cuidado comenzaron a padecer de una grave enfermedad y, por miedo a ser culpado, huyó a Sevilla con tan solo quince años de edad.

    Parejas e hijos

    Luego de la conquista de Perú y ya convertido en un hombre maduro con más de 50 años de edad, el guerrero Atahualpa le obsequió una princesa, Quispe Sisa, que para ese entonces tenía 17 años de edad, hija de la cacica de Huaylas, quien después fue bautizada como Inés Huaylas, con la que logro procrear dos hijos (uno de los cuales murió prontamente).

    Con el trascurrir del tiempo, la princesa estableció una relación sentimental con un paje que estaba al servicio de Pizarro y este, en vez de enojarse y botarla de la casa, le permitió incluso que se casara con él.

    Aun así, no hay que obviar que Pizarro obtuvo como concubina a la bella Cuxirimay Ocllo, bautizada con el nombre de Angelina Yupanqui, quien era la esposa de Atahualpa. Dos hijos logró procrear con ella cuando ya alcanzaba los 62 años, poco antes de morir. En total fueron cuatros los hijos de Pizarro: Francisca Pizarro Yupanqui, Francisco Pizarro, Juan Pizarro, Gonzalo Pizarro.

    FRASES CÉLEBRES

    • «Por este lado se va a Panamá, a ser pobres; por este otro al Perú, a ser ricos; escoja el que fuere buen castellano lo que más bien le estuviere.»

    Su Viaje a La Española

    Su Viaje a La Española
    Durante el año 1509 se integra al comando de Alonso de Ojeda quien se prestaba a poblar en Tierra Firme, formando parte de los españoles que fundaron la villa de San Sebastián y Santa María de la Antigua (Colombia).

    Francisco Pizarro se trasladó a Italia a los diecisiete años de edad, participó en la batalla de los Tercios al lado del Gran Capitán y se formó en las ciencias militares en el año 1502; posteriormente y  tras regreso a España, se embarcó con fray Nicolás de Ovando, quien partía como gobernador de la isla de La Española.

    Durante el año 1509 se integra al comando de Alonso de Ojeda quien se prestaba a poblar en Tierra Firme, formando parte de los españoles que fundaron la villa de San Sebastián y Santa María de la Antigua (Colombia).

    Pizarro y el Descubrimiento del Mar del Sur

    En el año 1513 Pizarro comenzó con Vasco Núñez de Balboa un largo periplo por las zonas del istmo de Panamá, que culminó con el descubrimiento del Océano Pacífico.

    Durante los próximos años participó en diversas expediciones que transitaron parte de las costas y las islas del mar del Sur (calificación que le fue dada al Océano Pacífico) en su afán insaciable de hallar oro, plata y perlas.

    Para el año 1519 Pizarro participó en la fundación de la ciudad de Panamá, acogiendo a las orillas del río Chagres los territorios que le concernían como poblador, donde llegó a desempeñarse como regidor y alcalde.

    Para el año 1524 hizo alianza con Diego de Almagro y Hernando de Luque con el fin de explorar los territorios situados al sur, cautivados por las noticias sobre las grandes riquezas logradas por la expedición de Pascual de Andagoya, quien había llegado hasta las orillas de un río donde tuvo referencias de un reino denominado Birú.

    En su primer viaje logró llegar al mismo río que remontó, fundando Puerto del Hambre. La escasez de alimentos y los asaltos de los indios le forzaron a retirarse, por lo que se apostó en Chochama, situado en el golfo de San Miguel (Panamá), donde poco después recibió a Diego de Almagro, quien había salido a buscarle, por lo que decidieron que Almagro volviera a Panamá para reclutar más personas y reencontrarse y proseguir su viaje.

    De Regreso por el Oro

    Su Viaje a La Española
    Bartolomé Ruiz y la tripulación que ocupaba el otro barco de la expedición, habían ubicado en Tumbes una carabela repleta de oro, plata y tejidos, quienes describieron al regresar a San Juan.

    Después de su regreso, Almagro y Pizarro se trasladaron en un mismo barco hasta el río San Juan (Colombia), donde fueron informados de la existencia de varias poblaciones cuyos habitantes lucían valiosos adornos de oro.

    A su vez, Bartolomé Ruiz y la tripulación que ocupaba el otro barco de la expedición, habían ubicado en Tumbes una carabela repleta de oro, plata y tejidos, quienes describieron al regresar a San Juan.

    Allí se hallaba esperándolo Pizarro, quien, al oír tales detalles, promovió la navegación hacia San Mateo (Ecuador), sitio donde se concretaron los contactos, continuando hasta Tacames (Atacámez, Ecuador). Al volver a San Mateo, Almagro regresó de nuevo a Panamá para buscar refuerzos y alimentos.

    Mientras tanto, Pizarro y su tripulación con el otro barco se trasladaron hasta una isla que llamaban de El Gallo, donde estuvieron aislados, pues esta embarcación también regresó a Panamá, donde Pedro de los Ríos, nuevo gobernador de la colonia, decidió acabar con la expedición.

    Los “Trece de la Fama” y su Osadía de Continuar

    Deseoso de seguir adelante, Pizarro ofreció a sus compañeros la oportunidad de continuar o regresar. El grupo que decidiera continuar recibiría después el nombre de los “Trece de la Fama”.

    La expedición navegó hasta el río Santa (Perú) y durante su recorrido recibió buenas y alentadoras noticias del Imperio inca, cuyo jefe Huayna Cápac había fallecido, y en esos momentos libraba una enfrentamiento por la sucesión, entre sus dos hijos: Huáscar y Atahualpa.

    Para el año 1528 Pizarro volvió a España con cuantiosos presentes, ansioso de presentar al emperador Carlos V (Rey de España como Carlos I) las demandas o solicitudes convenidas con sus compañeros, las cuales se resumían en la gobernación de los territorios descubiertos para él, el título de Adelantado para Almagro y el Obispado para Luque.

    Pizarro y la Conquista de Perú

    Pizarro y la Conquista de Perú
    Luego de unos efímeros contactos y negándose Atahualpa a aceptar la exigencia habitual, ambos ejércitos se enfrentaron en combate, terminando la batalla con el arresto y encierro del líder Inca.

    Para el 26 de julio del año 1529 la emperatriz Isabel de Portugal rubricó las capitulaciones para la conquista de Perú, cuyo nombre oficial fue el de Nueva Castilla, facultando a Pizarro a seguir descubriendo y poblando en un plazo máximo de un año, hasta el límite de Chincha (Perú).

    Además se le confirieron los nombramientos de gobernador, capitán general y alguacil mayor, incluso con su propio escudo de armas, donde ya figuraban elementos referentes a Perú, como la grafía simbólica de la ciudad de Tumbes y diversas balsas peruanas.

    En el año 1530 de nuevo partió hacia América y al atracar en Panamá, junto a Almagro y Luque, organizó la expedición en la que se había comprometido. Fue en enero de 1531 cuando zarpó estableciéndose en Coaque (Ecuador), en la cual recogió las ayudas que transportaba Sebastián de Belalcázar, quien también se unió a su grupo. Seguidamente navegaron a la isla de Puná (Ecuador), donde Hernando de Soto se les agregó.

    Al pasar por Tumbes y fundar en 1532 la villa de San Miguel (Perú), el 15 de noviembre dicha expedición entró en Cajamarca (Perú), donde se encontraba Atahualpa, quien había arrestado a su hermano Huáscar. Tras diversos intentos españoles por agradarlo, el inca empezó una visita junto a una multitud de indios y, luego de unos efímeros contactos y negándose a aceptar la exigencia habitual, ambos ejércitos se enfrentaron en combate, terminando la batalla con el arresto y encierro de Atahualpa-

    La Estrategia de Atahualpa por su Libertad

    La Estrategia de Atahualpa por su Libertad
    Atahualpa le prometió colmar de oro la habitación donde se hallaba y de plata otros dos recintos, mandando a asesinar en secreto a su hermano Huáscar.

    Para conseguir su libertad, Atahualpa le prometió colmar de oro la habitación donde se hallaba y de plata otros dos recintos, mandando a asesinar en secreto a su hermano Huáscar.

    Mientras se recolectaba ese tesoro, tres soldados españoles arribaron al Cuzco y volvieron con nuevas informaciones sobre sus riquezas. Estando en Cajamarca, se incorporaron Almagro y toda su tripulación y en junio del año 1533, mancomunados los dos socios, decidieron repartirse el gran botín.

    Desde el poblado de Cajamarca Hernando Pizarro se dirigió hacia Panamá con la parte proporcional al quinto real (100.000 pesos en oro y 5.000 marcos de plata), que personalmente llevó a España, mientras que un gran ejército se acercó a Cajamarca para rescatar a Atahualpa.

    Condena y Muerte de Atahualpa

    Por su parte Pizarro decidió juzgarlo por el asesinato de sus hermanos Huáscar y Atoc y por el delito de traición. Luego de ser condenado a muerte, fue fusilado a fines de julio del año 1533, y su hermano Túpac Huallpa, quien había prestado lealtad a Carlos V, fue designado nuevo inca.

    Para el mes de agosto del año 1533 emprendieron viaje los españoles hacia Cuzco, entrando el 15 de noviembre, pero antes de su llegada, el nuevo inca fue intoxicado por el cacique quiteño Calcuchimac, por lo que Manco Inca Yupanqui (Manco Cápac II) tuvo que ocupar su cargo.

    La fundación española de la ciudad se dio en el mes de marzo de 1534, mientras tanto a Francisco Pizarro se le había conferido el título de marqués y los límites de Nueva Castilla para incluir a Cuzco se habían ampliado, adjudicándosele a Almagro una gobernación llamada Nueva Toledo con una extensión de 200 leguas hacia el sur del Chile actual.

    NOTA

    La disputa entre los dos conquistadores aumentó, ya que Almagro se oponía a dejar el cargo de gobernador de Cuzco e hizo prisioneros a los hermanos de Pizarro, Juan y Gonzalo, librándolos solo después de reunirse con su viejo socio.

    Guerras civiles y Muerte de su Socio Almagro

    Guerras civiles y Muerte de su Socio Almagro
    Diego de Almagro fue ejecutado luego de ser apresado por Hernando Pizarro en la guerra de las Salinas, durante las llamadas “guerras civiles”.

    El 8 de julio del año 1538 Diego de Almagro fue ejecutado luego de ser apresado por Hernando Pizarro en la guerra de las Salinas, durante las llamadas “guerras civiles” que a su regreso de Chile se iniciaron al reclamar nuevamente la ciudad de Cuzco como parte de su gobernación. Pizarro perdonó la vida a sus oficiales, quienes después conjuraron con el hijo de Almagro para llevar a cabo su asesinato.

    Cargos

    • Gobernador del Perú. 1535 – 1541. Sucesor Diego de Almagro el Mozo.

    SABIAS QUE...

    En el año 2007, Edwin Greenwich Centeno, antropólogo forense, luego de hacer un análisis profundo de su osamenta, concluyó que Pizarro falleció de al menos veinte heridas de espada.

    Muerte de Francisco Pizarro

    Muerte de Pizarro
    Pizarro es asesinado en su propia casa de Lima por los seguidores de Diego de Almagro, antiguos oficiales a quien había perdonado.

    Años más tarde, el 26 de junio del año 1541, y luego de concluida la misa, Pizarro es asesinado en su propia casa de Lima por los seguidores de Diego de Almagro, antiguos oficiales a quien había perdonado, motivados por el liderazgo del hijo de su lugarteniente por quien había intercedido.

    Los amigos de Pizarro, temerosos de que los agresores lo decapitaran para ensartar en un palo su cabeza en la plaza, tal como él acostumbraba a hacer, esa misma tarde lo sepultaron detrás de la iglesia.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Go up