Biografía de Fernando VII

La Biografía de Fernando VII nos desnuda al noveno hijo de su majestad Carlos IV y María Luisa de Parma, quien vino a este mundo en El Escorial en octubre del año 1784. Al nacer fue el cuarto en la sucesión al trono, tras su padre y sus hermanos gemelos Carlos y Felipe, quienes fallecieron antes de que Fernando VII tuviese  un mes de edad.

De manera que cuando su padre alcanzó el trono en el mes de diciembre del año 1788, Fernando VII pasó a convertirse en el príncipe de Asturias y como tal debió juramentarse ante las Cortes en septiembre de 1789.

Índice

    Resumen de la biografía de Fernando VII

    Biografía de Fernando VII: Vida y Trayectoria

    Fernando VII fue un rey de España, de la Casa de los Borbones, quien se dio a conocer por ser el Restaurador del periodo absolutista. También por derogar  la Constitución de Cádiz y perseguir a los liberales.

    Fernando VII, también catalogado como “El Deseado” o “El Felón”, y que recibía el trato imperial de su Católica Majestad, vino al mundo el 14 de octubre del año 1784 en El Escorial, Madrid, producto de la unión matrimonial de sus padres, Carlos IV de España y María Luisa de Parma.

    Se sabe, según las crónicas de la época, que su nombre completo era  Fernando, María, Francisco de Paula, Domingo, Vicente Ferrer, Antonio, Joseph, Joachîn, Pascual, Diego, Juan Nepomuceno, Genaro, Francisco, Francisco Xavier, Rafael, Miguel, Gabriel, Calixto, Cayetano, Fausto, Luis, Ramón, Gregorio, Lorenzo y Gerónimo.

    De acuerdo con la Biografía de Fernando VII de España, que ha sido redactada por Víctor Moreno, María E. Ramírez, Cristian de la Oliva, Estrella Moreno y otros (2016), y que ha sido publicada en el portal web buscabiografias.com, tuvo como cónyuges a María Antonia de Nápoles (1802-1806), María Isabel de Braganza (1816-1818), María Josefa Amalia de Sajonia (1819-1829), y finalmente a María Cristina de Borbón-Dos Sicilias (1829-1833).

    No obstante, pudo tener tres descendencias hembras, Isabel II de España, Luisa Fernanda de Borbón, María Isabella van Spanje.

    La Familia Real de Fernando VII

    Se sabe, como ya se ha apuntado, que fue el noveno de los catorce hijos engendrados por el Rey Carlos IV y de María Luisa de Parma. También tuvieron  dos hermanos gemelos Carlos y Felipe, quienes fallecieron antes del año 1800, al igual que sus otros seis hermanos.

    Incluso, antes de que cumpliera un mes de edad, de manera que cuando su padre llegó al trono de España en diciembre del año 1788, Fernando se convirtió en el príncipe de Asturias y como tal fue juramentado ante las Cortes el 23 de septiembre del año 1789.

    Para ese época (1802) contrajo matrimonio con María Antonia de Nápoles, quien lloró de desesperación al verlo por primera vez; su suegra lo describió de un “aspecto muy horrible", aludiendo a su inmensa gordura, ya que llegó a pesar más de 100 kilogramos.).

    Asimismo, las crónicas de ese entonces, nos relatan que al hablar tenía una voz aflautada y ostentaba un carácter apático. Se dice, que con los años su esposa le agarró afecto, pero María Antonia falleció en el año 1806.

    Se le describe en las biografías de naturaleza débil, que sufrió durante su niñez enfermedades de cierta peligrosidad y más tarde, ya en edad adulta, sufrió a menudo de severos ataques de gota.

    Sus Estudios y Formación

    Sus Estudios y Formación
    La mayor influencia sobre él fue ejercida por el canónigo Juan Escoiquiz, quien fue designado en el año 1796 como su maestro oficial en las áreas de Geografía y Matemáticas.

    Su educación fue encomendada a clérigos, que le implantaron un régimen  de vida muy estricto, con escasos juegos y diversiones y abundantes prácticas piadosas.

    No obstante, la mayor influencia sobre él fue ejercida por el canónigo Juan Escoiquiz, quien fue designado en el año 1796 como su maestro oficial en las áreas de Geografía y Matemáticas.

    En vista de su inclinación a la intriga y a su excesiva ambición, Escoiquiz fue desterrado a la ciudad de Toledo en enero del año 1800; pero no perdió su influencia sobre el príncipe Fernando VII, cuya infancia y adolescencia la pasó apartado de los negocios públicos por estricta voluntad de los reyes.

    Matrimonios y Descendencia Real

    La vida de Fernando VII sufrió cambios a partir de su primer matrimonio. Otra Biografía de Fernando VII, escrita por Emilio La Parra López, de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes de la Universidad de Alicante, y que fue publicada en el portal web cervantesvirtual.com, nos dice que en el mes de octubre del año 1802 y a la edad de 18 años se casó con su prima María Antonia de Nápoles, quien sufrió dos abortos y falleció de tuberculosis el 21 de mayo del año 1806, sin dejar descendencia.

    Para el año 1816 el monarca contrajo segundas nupcias con su sobrina María Isabel de Braganza, infanta del reino de Portugal, quien trajo al mundo a una hija, María Luisa Isabel, quien murió a los cuatro meses. Poco después, y estando de nuevo embarazada, falleció por una cesárea mal practicada, sin lograr salvar a su hija.

    Durante el año 1819 contrajo nupcias por tercera ocasión, pero esta vez con  María Josefa Amalia de Sajonia, con quien no tuvo descendencia.

    Pasado diez años, decidió contraer matrimonio con otra de sus sobrinas, María Cristina de Borbón, con quien procreó dos hijas: Isabel II, reina de España y Luisa Fernanda, infanta de España.

    FRASES CELEBRES

    • “Vísteme despacio, que tengo prisa”
    • «Marchemos francamente, y yo el primero, por la senda constitucional»

    Su Ascenso al Trono

    Su Ascenso al Trono
    Carlos IV dimitió en favor de su hijo, quien el 19 marzo del año 1808, comenzó a reinar en medio de la alegría popular.

    Para ascender al trono, hizo contacto en secreto con Napoleón y le solicitó una princesa de su familia por esposa, hasta que la urdimbre fue descubierta y se dio inicio al proceso de El Escorial (octubre 1807-enero 1808).

    Solamente dos meses después el motín de Aranjuez lograba tener pleno éxito: Godoy fue destituido y Carlos IV dimitió en favor de su hijo, quien el 19 marzo del año 1808, comenzó a reinar en medio de la alegría popular, pues era  considerado una víctima del odiado Godoy, de quien incluso se temía que pretendiese reemplazarlo en el trono.

    Lo que si es cierto, es que Fernando VII, junto a toda la familia de la casa real, fue motivado a asistir a Bayona por Napoleón Bonaparte, quien lo forzó a renunciar a la Corona española en su favor, nombrando como rey de España a su hermano José, quien reinó hasta el año 1814 con el nombre de José I.

    No obstante, durante la guerra de la Independencia, el Consejo de la Regencia, reunió las Cortes en Cádiz (1810) declarando como "único y legítimo rey de la nación española a don Fernando VII de Borbón", dejando nula y sin efecto y sin poder la Corona a favor de Napoleón.

    En el 1814, Fernando VII regresó a España. Fue en ese momento cuando un  grupo de diputados, le presentó el Manifiesto de los Persas, donde se le aconsejaba restaurar de inmediato el sistema absolutista y la Constitución derogada, la cual había sido elaborada en las Cortes de Cádiz (1812).

    Juramento de la Constitución

    Muchos sostienen, que en la primera fase de su gobierno se llevó a cabo una depuración de afrancesados y liberales; en el ejército imperial se produjeron amotinamientos liberales, como aquel de Rafael del Riego (1820) en Cabezas de San Juan (Sevilla) lo que obligó al rey a jurar ante la Constitución.

    El Trienio Liberal o Constitucional, que fue de 1820-1823,  corresponde a la segunda etapa de su gobierno donde se siguió desarrollando la obra reformista, que fue iniciada en el año 1810.

    Esta reforma contemplaba la abolición de los privilegios de clase, la supresión de los señoríos, la prohibición de los mayorazgos, la eliminación de la Inquisición, la elaboración del Código Penal y la recuperación de la vigencia de la Constitución del año 1812.

    El Periodo del Absolutismo

    El Periodo del Absolutismo
    En el 1823 penetraron a España las tropas francesas comandadas por el general duque de Angulema, quienes se sumaron las tropas realistas españolas; y sin apenas oposición, el absolutismo fue restaurado.

    Toda esta política de reformas desde el año 1822, tuvo su respuesta o contraparte mediante una contrarrevolución surgida desde la corte, mejor llamada como Regencia de Urgell.

    Esta contrarrevolución estuvo apoyada por elementos campesinos y, en el exterior, por la Santa Alianza, la cual desde el corazón de Europa protegía los derechos de los reyes absolutos.

    Fue entonces, cuando para el mes de abril del año 1823 penetraron a España las tropas francesas comandadas por el general duque de Angulema, mejor conocidas como los “Cien Mil Hijos de San Luis”, a quienes se sumaron las tropas realistas españolas; y sin apenas oposición, el absolutismo fue restaurado.

    Se tiene conocimiento, según la Biografía de Fernando VII, que el último periodo del reinado de Fernando VII nuevamente de tipo absolutista, donde de nuevo se suprimió la Constitución y se restituyeron todas las instituciones existentes para el mes de enero del año 1820, a excepción de la Inquisición. Los años finales de su reinado se centraron en la cuestión de la sucesión al trono.

    Pragmática Sanción

    Desde el año 1713 estuvo vigente la Ley Sálica, en la que se impedía reinar a las mujeres. Pero para el año 1789, las Cortes dieron su aprobación a una Pragmática Sanción que la derogó, siendo publicada durante el año 1830, cuando el rey Fernando VII, en su cuarto matrimonio, con María Cristina de Borbón, esperaba a un sucesor.

    Poco tiempo después, nació la princesa Isabel, formando en la corte para ese entonces un grupo de 'realistas puros', quienes defendieron la postulación al trono del hermano del rey Fernando VII, don Carlos María Isidro de Borbón, negando la legalidad de la Pragmática Sanción que salió a la luz pública en ese año de 1830.

    Luego se produjo la Primera Guerra Carlista, que se inició con el fallecimiento de Fernando VII, acaecida en la ciudad de Madrid, el 29 de septiembre del año  1833, cuando se le lega el trono real a su hija Isabel II.

    SABÍAS QUE...

    • “Así se las ponían a Fernando VII”, es esta una frase hecha para desprestigiar, generalmente con ironía, aquellas cosas que se presenta tan fácil que no hay ninguna dificultad para resolverlo. Se refiere a la anécdota cuando Fernando VII, gran aficionado al juego del billar, solía enfrentar sus partidas de billar con sus camarillas, quienes deseando agradarle procuraban siempre fallar sus jugadas o golpes y hacer que las bolas quedarán en inmejorable situación para que el monarca pudiera hacer sucesivas carambolas.
    • Desde temprana edad confabuló contra sus padres, motivado por uno de sus maestros de formación, llagándose a conformar cohesionadamente un grupo que lo apoyó bajo el nombre de “La Camarilla” cuyos miembros no solo se habían puesto en contra de sus padres, sino también del Rey Godoy.
    • Luego de concretada la sublevación de Fernando y su gente, fueron descubiertos, delatando a sus compañeros, por lo que le pidió a sus padres le otorgaran el perdón. Según la Biografía de Fernando VII, y de acuerdo con los historiadores todos sus participantes fueron perdonados.

    Fallecimiento de Fernando VII

    Muerte de Fernando VII
    A la muerte del rey en Madrid, el 29 de septiembre de 1833, quedó como heredera al trono su primogénita Isabel (Isabel II).

    En el año 1832, producto de una grave enfermedad del rey, las cortes que apoyaban a Carlos María Isidro de Borbón, lograron convencer al ministro Francisco Tadeo Calomarde, a quien se le debe que Fernando VII firmara un Decreto derogando dicha Pragmática, dejando otra vez vigencia la Ley Sálica (recuperando el Reglamento de 1713).

    También puedes leer: Biografía de Fernando el Católico: Rey de España

    Con la mejoría de salud del rey Fernando VII el gobierno, dirigido por Francisco Cea Bermúdez, puso de nuevo en vigor la Pragmática, por lo que, a la muerte del rey en Madrid, el 29 de septiembre de 1833, quedó como heredera al trono su primogénita Isabel (Isabel II). Sus restos fueron sepultados en la Cripta Real del Monasterio de El Escorial.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Go up