Biografía de Alejandro Magno

La Biografía de Alejandro Magno o Alejandro III de Macedonia, nos muestra  al  hijo del rey Filipo II de Macedonia, quien pretendía convertirse en el dueño del Asia central y del actual Afganistán, además se lanzó a conquistar toda la India (327-325), albergando en sus ideas un ambicioso proyecto de dominación a escala mundial.

También puedes Leer: Biografía de Hesíodo: Vida y Obra 


Índice

    Resumen de la Biografía de Alejandro Magno

    Resumen de la Biografía de Alejandro Magno
    Fue formado para luchar y montar a caballos por Leónidas de Epiro y además Lisímaco de Acarnania lo enseñó a leer, escribir y a tocar la lira.

    Alejandro Magno, de la Dinastía de los Argéadas, también llamado Alejandro III de Macedonia o Alejandro el Grande, fue un político y militar griego que se destacó como Rey de Macedonia (336-323 a.C.) y ha sido considerado como uno de los estrategas más prominentes de todos las épocas.

    De acuerdo con la Biografía de Alejandro Magno, se cree que vino a este mundo el 20 de julio del año 356 a.C., en Pela, antigua capital de Macedonia, producto de la unión conyugal de sus padres: Filipo II de Macedonia y Olimpia de Epiro, princesa de Epiro, hija de Neoptólemo I de Epiro. Aristóteles fue su tutor.

    También se conoce que tuvo como cónyuges a tres mujeres: Roxana (m. 327 a. C.–323 a. C.), Estatira (m. 324 a. C.–323 a. C.), y Parysatis (m. 324 a. C.–323 a. C.), con quienes logró procrear a dos hijos: Alejandro IV de Macedonia, Heracles de Macedonia.

    La Juventud de Alejandro

    De acuerdo con la crónica sobre Alejandro Magno, redactada por Joshua J. Mark y que ha sido traducida por Martin Guzmán y publicada en el portal web www.worldhistory.org, se sabe que cuando Alejandro era muy joven, fue formado para luchar y montar a caballos por Leónidas de Epiro, un pariente cercano de su madre Olimpia, incluso para aguantar las dificultades que se presentan en las marchas forzadas.

    Su padre, Filipo, por su parte, estaba interesado en cultivar formar a un futuro rey muy fino y pulcro, y para lograrlo decidió contratar a Lisímaco de Acarnania para enseñarlo a leer, escribir y a tocar la lira.

    Este tutor inculcaría en Alejandro Magno su perpetuo amor por la lectura y la música. Al cumplir los catorce (14) años de edad, Alejandro fue confiado al  filósofo griego Aristóteles, contratado por Filipo II como su tutor privado.

    De allí se puede concluir que Alejandro estudió con Aristóteles durante los próximos tres años, y mantuvieron correspondencia a lo largo de las postreras campañas militares de Alejandro.

    Influencia de Aristóteles

    Influencia de Aristóteles
    Estudió con Aristóteles durante los próximos tres años, y mantuvieron correspondencia a lo largo de las postreras campañas militares de Alejandro.

    Fue determinante. La influencia de Aristóteles impactó de forma directa sobre la manera como posteriormente trataba con los pueblos a los cuales llegó a conquistar, sonde jamás impuso la cultura griega sobre los pobladores de las diversas regiones.

    En todo caso, la introducía de la misma forma como Aristóteles acostumbraba a enseñar a sus discípulos. A su vez, la influencia de Leónidas podía ser captada  en Alejandro, por su resistencia y energía física, además de su capacidad para controlar los caballos.

    Se sabe que Alejandro logró domar al "indomable" Bucéfalo cuando apenas tenía solo once o doce (11 o 12) años de edad. Mientras que la influencia de sus tutores tuvo ciertamente un efecto profundo en él, Alejandro desde su nacimiento demostró que estaba predestinado a la grandeza, y como complemento general, contaba, primero que nada, con un padre cuyos frutos le dejaron una base firme para sus triunfos posteriores.

    Alejandro Magno: Rey de Macedonia

    De acuerdo con la Biografía de Alejandro Magno, que ha sido redactada por Víctor Moreno, María E. Ramírez, Cristian de la Oliva, Estrella Moreno y otros (2015) y que ha sido publicada en el portal web www.buscabiografias.com, se cuenta que en el verano del año 336 a.C. su progenitor, Filipo II, fue asesinado debiendo subir al trono de Macedonia.

    Una vez empoderado en el reino, decidió marchar sobre Tesalia, donde los seguidores y amantes de la independencia habían logrado obtener el control, para luego restaurar el poderío macedónico.

    A su vez, restauró su poder en Grecia y logró instaurar un congreso de estados en Corinto, el cual lo eligió comandante del Ejército griego para dirigir la guerra contra los persas.

    ¿Cuáles Fueron las Conquistas de Alejandro Magno?

    ¿Cuáles Fueron las Conquistas de Alejandro Magno?
    En las inmediaciones del río Gránico, muy cerca de la antigua ciudad de Troya (hoy Turquía), enfrentó y acabó con un ejército de más de 40.000 persas y griegos hoplitas.

    En el año 335 a.C. lideró una resplandeciente campaña en contra de los rebeldes tracios, muy cerca del río Danubio. Al regresar a Macedonia, dominó en solo una semana a los Ilirios y Dardanelos, cerca del pequeño lago Prespa y posteriormente se trasladó hacia la ciudad de Tebas, que se había amotinado para ese entonces.

    Sin pensarlo dos veces, arrasó con esta ciudad y decidió solo respetar los templos y la residencia del poeta Píndaro, llegando a esclavizar a más de  treinta mil habitantes capturados. Para el año 334 a.C., dio inició una cruenta guerra contra Persia, luego de cruzar el Helesponto con un comando de más de 365.000 hombres de Macedonia.

    Sus oficiales, que eran todos macedonios, incluyendo a Antígono (llamado más tarde Antígono Monoftalmos), Tolomeo (más tarde identificado como Tolomeo I) y Seleuco (más tarde Seleuco I). En las inmediaciones del río Gránico, muy cerca de la antigua ciudad de Troya (hoy Turquía), enfrentó y acabó con un ejército de más de 40.000 persas y griegos hoplitas.

    Enfrentando y Venciendo a Darío III

    Vencido este enemigo, tan solo llegaron a perder en esa batalla 110 hombres. Sin perder la ambición, que en su conciencia cada día aumentaba, siguió avanzando hacia los caminos que lo llevaban al sur y tuvo que enfrentar el ejército principal persa, que estaba bajo las órdenes de Darío III, en Isos, en el noroeste de Siria.

    Según nos cuenta la tradición, las huestes de Darío se calculaban en 500.000 combatientes. Esta batalla de Isos, que se llevó a cabo en el año 333 a.C., culminó con el indiscutible triunfo de Alejandro Magno.

    Según la Biografía de Alejandro Magno, se sabe que aunque Darío cortó la retirada, logro huir abandonando a su madre, esposa e hijos de Alejandro, quien como familia real los trató con respeto debido a su condición.

    Asimismo, Tiro, que para ese momento era considerado como un puerto marítimo muy fortificado, le ofreció una resistencia tenaz e incansable, pero decidió tomarlo por asalto en el año 332 a.C., luego de ser asediado por siete meses.

    Después se empeñó en capturar y apoderarse de Gaza y de allí se trasladó a  Egipto, donde fue recibido como un verdadero libertador. Luego de estas luchas, batallas y acontecimientos relevantes, se le facilitó a Alejandro Magno el control de toda la costa del Mediterráneo.

    Fundación de la Legendaria Ciudad de Alejandría

    Fundación de la Legendaria Ciudad de Alejandría
    Alejandro, quien se había erigido como el nuevo líder de Egipto, anhelaba también que el dios Amón-Ra le reconociera como su hijo., ya que se creía que los primeros faraones egipcios  habían sido sus hijos.

    Para el año 332 a.C. Alejandro Magno logró la fundación de la ciudad de Alejandría en la desembocadura del río Nilo, la cual fue convertida en el epicentro literario, científico y comercial del mundo griego.

    Para esa época, también Cirene, la capital del viejo reino de Cirenaica, al norte de África, se vio en la obligación de rendirse ante Alejandro Magno en el año 331 a.C., llegando a extender sus dominios a toda la geografía de Cartago.

    Al llegar la primavera del año 331 a.C., Alejandro peregrinó al gran templo y oráculo del Dios Amón-Ra, deidad egipcia del Sol a quien los griegos habían identificado con Zeus.

    Alejandro, quien se había erigido como el nuevo líder de Egipto, anhelaba también que el dios Amón-Ra le reconociera como su hijo., ya que se creía que los primeros faraones egipcios  habían sido sus hijos.

    Batalla de Gaugamela

    Cuando avanzó hacia el norte, reorganizó sus tropas en Tiro y se trasladó a Babilonia con un comando de 40 mil infantes y 7 mil jinetes. Atravesó los ríos Éufrates y Tigris y se enfrentó con Darío, quien estaba comandando el ejército persa, el cual fue derrotado en la batalla de Arbela (Gaugamela) el 1 de octubre del 331 a.C. Pero este huyó tal y como hizo en Isos y al año siguiente fue asesinado por uno de sus hombres de confianza

    Después de concretada la batalla de Gaugamela, Babilonia se rindió y fue así como la ciudad de Susa puso ser conquistada por Alejandro. Más tarde marchó contra la ciudad de Persépolis y luego de apropiarse de los tesoros reales, decidió quemar la ciudad.

    No obstante, y aferrado a su frenética ambición, en el año 326 a.C., cruzó el río Indo para invadir el Punjab, logrando llegar al río Hifasis (hoy Bias); es aquí cuando los mismos macedonios deciden rebelarse, negándose a seguir la invasión.

    Ante este percance, decidió entonces construir una flota e hizo su recorrido  navegando el Hidaspo hacia el Indo, llegando a su delta en septiembre del año 325 a.C. Esta flota continuó navegando hacia el golfo Pérsico, para después cruzar el desierto de Susa en el año 324 a.C.

    FRASES CÉLEBRES

    • “No hay nada imposible para aquel que lo intenta”
    • «Si espero perderé la audacia de la juventud»
    • “Clasifico a los hombres utilizando un sólo criterio: la virtud. Para mí, los extranjeros virtuosos son griegos y los griegos malvados son peores que los bárbaros”.
    • “Aquellos que tienen el valor de vencer al miedo, son hechos libres y los que son conquistados por él, sufren hasta tener el valor para derrotarlo, o se los lleva la muerte.”
    • “Sin conocimiento, la habilidad no se puede enfocar. Sin habilidad, la fuerza no puede ser ejercida y sin fuerza, el conocimiento no puede ser aplicado.”
    • “Que todos los seres mortales de ahora en adelante vivan como un sólo pueblo que esté de acuerdo y que trabaje para el avance en común.”
    • “Considera al mundo como tu país, con leyes que son comunes a todos y donde el mejor será quien gobierne a su tribu respectiva.”
    • “El amor depara dos máximas adversidades de opuesto signo: amar a quien no nos ama y ser amados por quien no podemos amar.”

    ¿Cuál fue la descendencia de Alejandro Magno?

    ¿Cuál fue la descendencia de Alejandro Magno?
    Tuvo un hijo ilegitimo, llamado Heracles de Macedonia (326/327-309 a. C.) procreado con su amante Barsine, hija primogénita del Artabazo II de Frigia. Se dice que era el mismo Hércules.

    La Bibliografía de Alejando Magno, nos refiere que solo pudo concebir un hijo ilegitimo, llamado Heracles de Macedonia (326/327-309 a. C.) procreado con su amante Barsine, hija primogénita del Artabazo II de Frigia. Se dice que era el mismo Hércules.

    Más tarde fue el progenitor de Alejandro IV de Macedonia con su esposa Roxana, princesa de Bactria.

    SABÍAS QUE...

    • Durante su reinado bautizó setenta ciudades en su honor, las más famosa de todas fue Alejandría, que es actualmente la segunda ciudad más grande de Egipto.
    • Se hizo rey tras la muerte de su madre en el año 336 AEC y se embarcó para lograr la conquista de la mayor parte del mundo conocido hasta ese día.
    • Es reconocido como «Magno» tanto por su genio militar como sus habilidades diplomáticas en el control de los diversos pueblos de las regiones que conquistó.
    • Ha sido reconocido por esparcir la cultura, lenguaje y pensamiento de los griegos a través de Asia Menor, Egipto y Mesopotamia, hasta la India, y por ende, se convirtió en el iniciador del «Mundo Helenístico».
    • Se sabe que Alejandro logró domar al «indomable» aballo Bucéfalo cuando apenas tenía solo once o doce (11 o 12) años de edad.

    Reinado

    • Rey de Macedonia- 336 a 323 a.C.
    • Rey de Media y Persia – 330 a 323 a.C.
    • Faraón de Egipto – 332 a 323 a.C.

    Predecesor

    • Filipo II (como rey de Macedonia)
    • Darío III (como rey de Media y Persia; y como faraón de Egipto)

    Sucesor

    Alejandro IV (como rey de Macedonia; y como rey de Media y Persia)

    Filipo III (como faraón de Egipto).

    Muerte de Alejandro Magno

    Muerte de Alejandro Magno
    Antes de morir, Alejandro Magno expresó su deseo de ser sepultado en la ciudad de Alejandría o en Siwa, ciudad egipcia que estaba ubicada al noroeste del país.

    Luego de tan intensa y descomunal travesía y llegar a Babilonia en la primavera del año 323 a.C., Alejandro Magno falleció, se cree que el 10 o el 13 de junio del año 323 a.C., posiblemente de fiebres tifoideas contraídas en Asia o de un colapso hepático.

    Tras dos años en disputas entre sus seguidores y familiares sobre sus honores post monten, se preparó un carro fúnebre para poder trasladarlo a la ciudad griega de Ege (Macedonia). Mientras tanto, atlético cuerpo se mantuvo resguardado gracias a que fue inmerso durante ese tiempo en miel.

    Antes de morir, Alejandro Magno expresó su deseo de ser sepultado en la ciudad de Alejandría o en Siwa, ciudad egipcia que estaba ubicada al noroeste del país. Cuando ya todo estaba preparado para su traslado a la ciudad de Macedonia, Tolomeo, quien era el gobernador de Egipto y amigo de Alejandro, atacó el séquito que lo custodiaba y se apoderó del cadáver de su rey Alejandro.

    Se cuenta que Tolomeo estaba dispuesto a cumplir con su deseo sobre el sitio o lugar para su sepultura, tal y como lo solicitó ante de su fallecimiento, enviando primero sus restos a Menfis donde fue sepultado de acuerdo con la  costumbre de macedonia (Pausanias) y luego fue trasladado a la ciudad de Alejandría.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Go up