Biografía de Jesucristo

La Biografía de Jesucristo (Unknown - Unknown), nos revela en esta oportunidad la vida y obra de un predicador y líder religioso judío del siglo I, que ha sido considerada como una de las figuras más influyentes en la historia de la humanidad y ha sido reconocido como la representación central del cristianismo.

Actualmente y desde fines del siglo xx, usualmente todos los historiadores de la Edad Antigua han llegado a afirmar la existencia histórica de Jesús de Nazaret.​

Según la opinión mayormente aceptada en los medios académicos, que está fundamentada en una lectura crítica de los pasajes bíblicos sobre su persona, Jesús de Nazaret fue un predicador judío, quien vivió a inicios del siglo I en las zonas de Galilea y Judea, y murió crucificado en Jerusalén alrededor del año 30, bajo el dominio gubernamental de Poncio Pilato.

También te puede Interesar la... Biografía de San Francisco de Asís


Índice

    Resumen de la Biografía

    Resumen de la Biografía de Jesucristo: Vida y Obra. Sus padres y su Nacimiento

    Sus Padres y su Nacimiento

    A Jesucristo, también se le conoce como Joshua o Jesús de Nazaret. Según la historia, se cuenta que nació entre el año 8 y el 4 a.C., en la aldea de Belén, Judea, a donde acudieron sus padres, José y María, para cumplir con el decreto romano que los obligaba a hacer el censo.

    Desde la época del siglo VI se consideraba que la era cristiana tenía su inicio el año de su nacimiento, aunque actualmente se ha cifrado un error de cuatro a ocho años.

    Su madre María quedó repentinamente embarazada y su padre decidió repudiarla por cuanto no la había tocado sexualmente, pero un ángel le anunció por medio de un sueño que su embarazo era una obra del Espíritu Santo y le profetizó que su descendencia sería el Mesías que tanto esperan los judíos.

    También se sabe según los evangelios y otros libros del Nuevo Testamento que tuvo otros hermanos. Tan solo en Mc 6, 3 se mencionan a cuatro hermanos varones: Santiago (Jacobo), José, Judas y Simeón o Simón, y asimismo se señala la existencia de dos hermanas más.

    FRASES CÉLEBRES

    • «Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado?»
    • “Porque el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo es mi hermano, mi hermana y mi madre”.
    • “Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”.
    • Porque los que se enaltecen serán humillados, y los que se humillan serán enaltecidos”.
    • “Bienaventurados los que son perseguidos a causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos”.
    • “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino a través de mí”.
    • “Dejen que los niños vengan a mí, y no los estorben, porque el reino de los cielos es de los que son como ellos”.
    • “El que quiera ser mi discípulo debe negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguirme”.
    • “Entonces te digo, pregunta y te será dado; Busca y lo encontrarás; toca, y la puerta se abrirá para ti”.
    • “Deje que el que está entre ustedes que está sin pecado sea el primero en arrojar una piedra”.
    • “Bienaventurados los misericordiosos, porque se les mostrará misericordia”.

    Jesucristo en las Religiones del Mundo

    Jesucristo en las Religiones del Mundo
    Según estos profetas, es Hijo de Dios, porque ha encarnado en María, quien quedó encinta como esposa de José, un carpintero de Nazaret, por obra y gracias del Espíritu Santo.

    También llamado el Cristo, Jesucristo o Jesús, su nombre deviene del hebreo Joshua, que deriva de Yehoshuah (Yahvé es Salvación). Cristo, nos viene del griego christos, que es una traducción del hebreo mashiaj (El ungido), o Mesías.

    Los primeros cristianos de nuestra era usaron el término Cristo por considerarle el libertador o emancipador prometido que nacería ungido en la tierra de Israel; Con los pasos de los años, la Iglesia lo incorporó después a su nombre para nombrarlo como redentor de la humanidad.

    Su figura se ha mantenido en varias religiones. Para la mayor parte delas ramas del cristianismo, representa al Hijo de Dios y la encarnación del Dios mismo. Pero el judaísmo rechaza su divinidad al ser discordante con la  concepción de Dios que manejan.

    Por otra parte la religión de El islam lo reconoce como Isa y lo considera como uno de los profetas más importantes e influyentes de la historia, aunque al igual que los judíos, se rechaza su divinidad.

    GENEALOGÍA

    Los evangelios de San Mateo y San Lucas aportan otros datos sobre su nacimiento  y su infancia, incluyendo su vasta genealogía, que se remonta hasta la estirpe de Adam y Eva, Abraham y David. Según estos profetas, es Hijo de Dios, porque ha encarnado desde la misma concepción de María, quien quedó encinta como mujer de José, un carpintero de Nazaret, por obra y gracias del Espíritu Santo.

    Viaje a Egisto de María y José

    Viaje a Egisto de María y José
    Travesía de José y María a Egipto, escapando con el niño Jesús de las amenazas del Rey Herodes el Grande.

    San Mateo a su vez describió la travesía de José y María a Egipto, escapando con el niño Jesús de las amenazas del Rey Herodes el Grande.

    Se cree que unos magos o astrólogos de Oriente para esas fechas se aparecieron en Jerusalén interrogando a la gente por el “Rey de los judíos que acababa de nacer” con el propósito de adorarlo, lo que alerta al rey de Judea, Herodes el Grande, quien decidió acabar con su posible rival.

    Ante esto, los magos o astrólogos, orientados por una estrella, llegaron a Belén y adoraron al niño. Pero nuevamente, el ángel visitó a José (Mt 2,13)​ y lo alertó, advirtiéndole de la inminente asechanza de Herodes, por lo que huyó a Egipto, después de la circuncisión de su hijo Jesús, buscando refugio temporalmente, y permaneciendo allí hasta la muerte del monarca (de nuevo notificada a José por el ángel, que se le presentó así por tercera vez: Mt 2,19-29).10​ Entonces, José retornó y se instaló con su familia en Nazaret, en Galilea.11​

    San Lucas, detalló en las sagradas escrituras el cumplimiento con la Ley judía de la circuncisión y la presentación de los recién nacidos en el templo de Jerusalén; siendo este mismo evangelista quien narró su siguiente viaje al templo con el joven Jesús para la fiesta de la Pascua.  Por lo demás, la infancia de Jesús transcurrió con total normalidad en Nazaret, donde su padre se desempeñaba como carpintero.

    MISTERIO

    Uno de los aspectos más curiosos de su vida, es que los Evangelios en la Biblia omiten algunos datos sobre Jesucristo desde que cumplió los doce años de edad hasta que dio inicio a su ministerio público, dieciocho años más tarde, luego del encarcelamiento y muerte de Juan Bautista.

    Su Bautismo en las Aguas del Rio Jordán

    Los evangelistas, que fueron los encargados de  narrar su vida e historia, nos describieron cómo fue su bautismo en el río Jordán, oficiado por Juan El Bautista.

    También nos detallan sobre su retiro durante cuarenta (40) días de ayuno y una profunda meditación en pleno desierto y al borde de las montañas. Luego decidió regresar a la localidad de Galilea para visitar su hogar en Nazaret. Posteriormente decidió viajar a Cafarnaum, donde comenzó su trabajo como predicador.

    La Elección de los Doce Apóstoles

    De acuerdo con San Juan, su trabajo empezó con la selección de sus primeros discípulos: “Simón, que se llama Pedro, y su hermano Andrés” y “Santiago el de Zebedeo y Juan, su hermano”.

    Fueron estos los primeros, pero cuando el número de sus seguidores aumentó, decidió elegir  hasta doce discípulos para que le ayudaran a administrar todo su trabajo.

    Con sus doce discípulos, se estableció en la localidad de Cafarnaum, viajando y profetizando en pueblos y aldeas cercanas, pero sobre todo proclamando la venida del Reino de Dios, como antes lo habían hecho otros profetas hebreos antes que él.

    Jesucristo y sus Milagros

    Jesucristo y sus Milagros
    Los evangelios nos dicen que curaba los enfermos con la fuerza de la fe, haciendo hincapié en el amor infinito del Dios Padre por los más pobres, desvalidos y necesitados.

    Cuando los miles de enfermos se le acercaban pidiendo ayuda, los evangelios nos dicen que los curaba con la fuerza de la fe, haciendo hincapié en el amor infinito del Dios Padre por los más pobres, desvalidos y necesitados, y siempre  prometiendo el perdón y la vida eterna en el cielo para los pecadores luego de  su arrepentimiento sincero.

    Al respecto, muchos afirman que en el sagrado Sermón de la Montaña se encuentra la esencia de sus valiosas enseñanzas, las cuales  contienen las bienaventuranzas y la sagrada Oración del Padrenuestro.

    Milagros Relatados en los Evangelios

    Jesús realizó muchos milagros. En total, se narran veintisiete milagros, de los cuales catorce son curaciones de distintas enfermedades, cinco exorcismos, tres resurrecciones, dos prodigios de tipo natural y tres signos extraordinarios.

    • Curó la fiebre de la suegra de Pedro, en su casa en Cafarnaúm, tomándola de la mano.
    • Sanó a un leproso galileo mediante la palabra y el contacto de su mano.
    • Curó a un paralítico en Cafarnaúm que fue presentado en una camilla y quien había perdonado sus pecados, ordenándole que se levantara y se fuera caminando a su casa.
    • Sanó a un hombre que tenía la mano seca en día sábado estando en una sinagoga, mediante la palabra sagrada.
    • Alivió a una mujer que sufría de flujo de sangre, solo con tocarle el vestido de Jesús.
    • Curó a un sordomudo en la Decápolis metiéndole los dedos de su mano en los oídos, escupiendo, tocándole la lengua y diciendo: “Effatá”, que significaría “ábrete”.
    • Sanó a un ciego en Betsaida poniéndole saliva en los ojos e imponiéndole las manos (Mc 8,22-26);
    • Curó al ciego de Jericó, llamado Bartimeo, (Mt 20,29-34; Mc 10,46-52; Lc 18,35-45);
    • Sanó a distancia al criado del centurión de Cafarnaúm.
    • Curó a una mujer encorvada que no podía enderezarse, a un hidrópico en día sábado, en casa de uno de los principales fariseos y a diez leprosos, que encontró caminando a Jerusalén.
    • Sanó a un hombre que llevaba treinta y ocho años enfermo, en Jerusalén, en día sábado. También a un ciego de nacimiento untándolo con sus dedos lodo y saliva, y luego le ordenó lavarse en la piscina de Siloé.
    • Curó la oreja de un siervo del sumo sacerdote.

    Cinco Relatos de Expulsiones de Espíritus Impuros

    En los evangelios canónicos de la biblia se pueden leer cinco relatos de expulsiones de espíritus malignos (exorcismos) que fueron realizados por Jesús:

    • A un demonio en la sinagoga de Cafarnaúm.
    • Otro en la región de Gerasa.
    • Otro que poseía a la hija de una mujer sirofenicia.
    • Otro que atormentaba a un epiléptico.
    • Expulsó a un “demonio mudo”

    Milagros con Resurrecciones

    Milagros con Resurrecciones

    Según los evangelios, Jesús hizo tres resurrecciones:

    • A una niña de doce años, la hija de Jairo. Jesús afirmó que la niña no estaba muerta, sino solo dormida.
    • Al hijo de la viuda de Naín.
    • Resucitó a Lázaro de Betania.

    Jesús y sus Prodigios de Tipo Natural

    En estos prodigios, Jesús hizo obedecer a las fuerzas naturales (el mar y el viento) e impuso su autoridad.

    • Ordenó a la tempestad que se calme y esta obedeció.
    • Jesús caminó sobre las aguas.

    Tres Signos Extraordinarios Simbólico

    • Multiplicación de los panes y los peces. Es el único de todos los milagros de Jesús que es registrado por todos los evangelios. Esto sucede en dos ocasiones según el Evangelio de Marcos y el Evangelio de Mateo.
    • La pesca milagrosa, delante de muchos de sus discípulos.
    • La conversión del agua en vino en las bodas de Caná.

    SABÍAS QUE...

    • Juan lo mostró como la encarnación del Mesías prometido por el Dios Padre a Abraham y este había censurado las inmorales y escandalosas segundas nupcias de Herodías con Herodes Antipas, hijo y futuro sucesor del rey Herodes, por lo que fue pronto arrestado y luego decapitado a instigación de Herodías y de su hija Salomé. Quien le pidió su “cabeza en una bandeja de plata.

    Su Muerte y Crucifixión

    Su Muerte y Crucifixión

    Sus prédicas provocaron la rabia, la desconfianza y la animadversión de los fariseos del templo, pues pensaban que sus discursos incitaban a los judíos a rebelarse y a rechazar la autoridad de la Ley, o Torá.

    Predicó durante tres años, luego de recibir el bautismo a orillas del río Jordán, viajando y recorriendo las provincias de Judea y Galilea hasta arribar a Jerusalén, donde fue colgado en un madero (crucificado) en el año 29 d.C. bajo el mandato del prefecto romano en Judea Poncio Pilato.

    La Resurrección de Jesús

    Los evangelios narran que Jesús resucitó a los tres días de su muerte y se le vio varias veces con sus discípulos, encargándole la difusión de la fe; se dice que cuarenta días después, de acuerdo con el libro de los Hechos de los Apóstoles, subió a los cielos.

    Arrepentido de su traición, Judas se suicidó, mientras que los restantes apóstoles se esparcieron por el mundo en su afán por predicar la nueva religión, tal y como se los había pedido Jesús.

    Uno de los doce, San Pedro, se mantuvo al frente de la comunidad de los creyentes cristianos, pero esto fue por decisión del propio Jesucristo. Nuevos creyentes, pronto se incorporaron a la predicación, entre los cuales se destacó San Pablo, quien impulsó la difusión del cristianismo más allá de los límites fronterizos del pueblo judío.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir