Biografía de Garcilaso de la Vega

La Biografía de Garcilaso de la Vega (Toledo, 1501? - 1536/10/14) en esta oportunidad nos revela a un poeta español y uno de los referentes más relevantes de la literatura española del Siglo de Oro, cuyas obras están enmarcadas en su mayoría en el género de la Poesía y el Soneto.

También puedes consultar la… Biografía de Miguel de Cervantes


Índice

    Resumen de la Biografía de Garcilaso de la Vega

    Resumen de la Biografía de Garcilaso de la Vega: Vida y Obra
    A pesar de quedar huérfano de padre, se formó en la Corte, donde conoció en 1519 a su gran amigo, el noble caballero Juan Boscán, a quien seguramente le debió su gran afecto por la lírica del valenciano Ausiàs March

    Fue en al año 1501 cuando Garcilaso de la Vega vino a este mundo en el seno de una familia ilustre de la ciudad de Toledo, España, gracias a la unión conyugal de sus padres: Garcilaso de la Vega, señor de Arcos y comendador mayor de la ciudad de León en la Orden de Santiago, y Sancha de Guzmán, hija de Pedro de Guzmán, señor de Batres, quien a su vez era hijo del cronista Fernán Pérez de Guzmán y de María de Rivera.

    Sus abuelos paternos, según los registros históricos, fueron Pedro Suárez de Figueroa, hijo de Gómez I Suárez de Figueroa y Elvira Lasso de Mendoza, hermana a su vez del primer marqués de Santillana, y Blanca de Sotomayor, quien fuese hija de Fernando de Sotomayor y Mencía Vázquez de Goes, por medio de quien logra heredar el señorío de Arcos.

    Fue el tercer hijo de su padre Garcilaso de la Vega, quien realmente lo bautizó con el nombre de Garci Lasso de la Vega, y recibió en su época el apodo de “Príncipe de los poetas”

    A pesar de quedar huérfano de padre, se formó con esmero en la Corte, donde conoció en el año 1519 a su gran amigo, el noble caballero Juan Boscán, a quien seguramente le debió su gran afecto por la lírica del valenciano Ausiàs March, quien dejó honda huella en su obra.

    NOTA

    En el año 1560 viajó a España para reclamar el derecho a su nombre, ya que entre sus antepasados ilustres figuraban además de Garcilaso de la Vega, Jorge Manrique y el Marqués de Santillana, y lo consiguió, agregándole  orgullosamente el apelativo Inca, por el cual se le conoce.

    Matrimonio e hijos

    Contrajo matrimonio el año 1525 con Elena de Zúñiga, dama de doña Leonor y hermana de Carlos I, con quien logró concebir y traer al mundo a tres hijos: Garcilaso, Íñigo de Zúñiga y Pedro de Guzmán.

    En el año 1526, junto con la Corte se trasladó a Granada y fue allí cuando logró contactar al embajador italiano, Andrea Navagero, además de doña Isabel de Freyre, dama portuguesa de quien llegó a enamorarse sin ser correspondido.

    No obstante, además de los cinco hijos que tuvo con Elena de Zúñiga, también se sabe que tuvo un hijo antes de su boda con una mujer comunera toledana, llamada Guiomar Carrillo, cuyo hijo reconoció de forma póstuma, con el nombre de Lorenzo Suárez de Figueroa, ​ nacido hacia 1521.

    La más nueva, documentada y acabada de las biografías del poeta, redactada por María del Carmen Vaquero Serrano (2013), titulada “Garcilaso, príncipe de poetas. Una biografía” nos afirma que, aparte de sus fugaces amoríos con Elvira, una aldeana extremeña, y su enredó con una dama napolitana, tres pasiones marcaron su vida de poeta:

    • Magdalena de Guzmán, prima monja e hija ilegítima de su tía María de Ribera, quien la convirtió en la Camila de la Égloga II.
    • Guiomar Carrillo, quien se transforma en la Galatea de la Égloga I.
    • Beatriz de Sá, quien fue la segunda esposa de Pedro Laso y su cuñada, mejor conocida como “a mais fermosa molher que se achou em Portugal”, pero muy probablemente puede ser identificada con la Elisa de los versos escritos por Garcilaso.

    FRASES CÉLEBRES

    • “La vida es corta: viviendo todo falta, muriendo todo sobra”.
    • “Estoy muriendo, y aun la vida temo; témola con razón, pues tú me dejas; que no hay, sin ti, el vivir para que sea”.

    Garcilaso de la Vega y su Experiencia Militar

    Garcilaso de la Vega y su Experiencia Militar
    Su experiencia militar fue lo que empujo a tener que participar en el combate de las Comunidades al lado del Emperador contra la clase de los Comuneros y contra los turcos, además de luchar contra los franceses.

    Este admirado poeta renacentista, ya desde muy joven participaba en las intrigas políticas de Castilla. Se sabe también que ingresó al servicio del Emperador Carlos I. Durante los años 1520 a 1523 fue designado como miembro de la Corte, Caballero de Santiago y Armado Caballero, además de gentilhombre de la Casa de Borgoña, ente que le servía a la corona que, junto a la Casa de Castilla, congregaba a aquellos que laboraban cerca del monarca.

    Pero tampoco olvidó Garcilaso fortalecer sus lazos con la Casa de Alba y en el año 1523 participó con Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel, futuro gran duque de Alba, en la cruzada de Fuenterrabía, siendo este el origen de una amistad que más adelante se puso a prueba con la intermediación de Fernando en apoyo a Garcilaso ante el propio emperador en diversas ocasiones.

    De acuerdo con la Biografía de Garcilaso de la Vega, que ha sido escrita por los especialistas Víctor Moreno, María E. Ramírez, Cristian de la Oliva, Estrella Moreno y otros (2014), y que ha sido publicada en el portal web buscabiografias.com, su experiencia militar fue lo que empujo a tener que participar en el combate de las Comunidades al lado del Emperador contra la clase de los Comuneros y contra los turcos, además de luchar contra los franceses.

    Destierro del Inca Garcilaso de la Vega

    Entre los años 1529 y 1530 se trasladó a Italia en compañía del Emperador Carlos I con el fin de que éste recibiera la corona imperial que fue entregada por el Papa Clemente VII. Al regresar a España, asistió al matrimonio de su sobrino, el cual no había sido autorizado por el Emperador, por lo que sufrió un lamentable destierro que pudo vivenciar en una isla del Danubio.

    Luego viajó hacia la localidad de Nápoles, en esta ocasión como lugarteniente del Virrey. Durante el año 1534 decide regresar a España en una misión diplomática donde se le comunica que su esposa Elena había fallecido.

    Al regresar a Italia fue designado alcalde de Reggio di Calabria, cargo que al poco tiempo abandonó para enfilarse en las tropas imperiales que lucharon contra los turcos de Barbarroja.

    Un Poeta que Nunca Publicó sus Obras

    Un Poeta que Nunca Publicó sus Obras
    Luego de su fallecimiento, la viuda de su gran amigo, Juan Boscán, decidió hacer una recopilación de todos sus manuscritos.

    Autor de una breve producción de versos y sonetos. Así fue considerado Garcilaso de la Vega quien jamás logró publicar obra alguna en su vida. Luego de su fallecimiento, la viuda de su gran amigo, Juan Boscán, decidió hacer una recopilación de todos sus manuscritos.

    Una vez, revisados y ordenados decidió publicarlos en la ciudad de Barcelona bajo el título de “Las obras de Boscán y algunas de Garcilaso de la Vega” (1543), siendo considerada ésta una obra inaugural del renacimiento literario hispano a mitad del siglo XVI.

    Muchas de sus emblemáticas composiciones irradian la intensa pasión de Garcilaso por Isabel Freyre, dama portuqueseña de la que años atrás se había enamorado perdidamente en la Corte y cuya muerte, en el año 1533, le afectó hondamente.

    De allí que su obra completa esté compuesta por poco más de cuatro mil (4.000) versos que conforman tres églogas, treinta y ocho (38) sonetos, dos (2) elegías, cinco (5) canciones y una epístola.

    Garcilaso se sumó prontamente a la propuesta de su amigo Juan Boscán de hacer una adaptación del verso endecasílabo italiano a la métrica castellana, labor que logró desarrollar con mejores resultados, ya que adoptó un castellano más idóneo para la acentuación italiana y el enunciado de los novedosos contenidos poéticos, contentivos de un tono neoplatónico, muy propios de la poesía italiana renacentista.

    NOTA

    Las innovaciones poéticas de Garcilaso y Boscán también fueron simuladas en la Corte, y los seguidores de la antigua métrica castellana como Cristóbal de Castillejo, aunque con el mismo espíritu renacentista, se quejaban con sumo respeto de tales novedades literarias.

    Su Soneto XIII

    A Dafne ya los brazos le crecían, y en luengos ramos vueltos se mostraba;

    en verdes hojas vi que se tornaban los cabellos que el oro escurecían.

    De áspera corteza se cubrían los tiernos miembros,

    que aun bullendo estaban: los blancos pies en tierra se hincaban, y en torcidas raíces se volvían.

    Aquel que fue la causa de tal daño, a fuerza de llorar, crecer hacía este árbol que con lágrimas regaba.

    ¡Oh miserable estado! ¡oh mal tamaño! ¡Que con llorarla crezca cada día la causa y la razón porque lloraba!

    Hay que acotar que los cuarenta sonetos y las tres églogas que compuso reflejan en sus líneas el dilema entre la pasión y la razón que identifica la poesía petrarquista.

    En estos poemas recurre, como lo hiciese el mismo Petrarca, a imágenes literarias donde el paisaje natural lo asume y refleja como correlato de sus emociones y sentimientos, mientras que las representaciones pictóricas de las que aprovecha, aunado al tipo de léxico usado en ese entonces dejan ver la influencia de Ausiàs March.

    Su Soneto XIII
    En estos poemas recurre, como lo hizo Petrarca, a imágenes literarias donde el paisaje natural lo refleja como correlato de sus emociones y sentimientos, mientras que en el léxico usado se nota la influencia de Ausiàs March.

    Sabías Que...

    SABÍAS QUE...

    • De acuerdo con el primero de sus biógrafos, Fernando de Herrera, se le conoció también por ser un gran aficionado a la música ya que interpretaba muy bien la cítara, el arpa y el laúd en sus momentos de esparcimientos.
    • De acuerdo con el primero de sus biógrafos, Fernando de Herrera, se le conoció también por ser un gran aficionado a la música ya que interpretaba muy bien la cítara, el arpa y el laúd en sus momentos de esparcimientos.
    • En la expedición a Rodas (1522) participa junto a su entrañable amigo Juan Boscán y en el año 1523 es  nombrado caballero de Santiago.
    • Escribió también tres odas latinas, inspirándose en la poesía de Horacio y Virgilio.
    • En el año 1528 redactó su testamento en Barcelona y reconoció la paternidad de su hijo ilegítimo y le asignó una pequeña cantidad de dinero para su educación.

    NOTA

    El poeta Garcilaso abandonó en el año 1532 el Danubio, donde había sido huésped del conde György Cseszneky de Milvány, castellano de Győr, logrando establecerse en Nápoles. Allí pronto se integró a la vida intelectual de esa ciudad, que giraba para esa época en torno a la Academia Pontaniana, haciendo amistad con varios poetas, entre ellos Bernardo Tasso y Luigi Tansillo, además de los teóricos de la literatura como Antonio Sebastiani Minturno y Mario Galeota.

    Fallecimiento de Garcilaso de la Vega

    Fallecimiento de Garcilaso de la Vega
    Herido en la campaña de Provenza por una piedra en su intento por escalar una fortaleza. Días después, quizás el 13 o 14 de octubre del año 1536, muere en la ciudad de Niza.

    Después que Francia invade Saboya y el Emperador le declara la guerra, es herido en la campaña de Provenza por una piedra en su intento por escalar una fortaleza. Días después, quizás el 13 o 14 de octubre del año 1536, muere en la ciudad de Niza.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Go up