Biografía de Diego Velázquez

La Biografía de Diego Velázquez (1599/06/06 - 1660/08/06) nos habla de un pintor español y uno de los más reconocidos de todos los tiempos, gracias a sus innumerable obras al estilo Barroco, como “El aguador de Sevilla”, “Las Meninas”, “Venus del espejo”, entre otras.

También te puede interesar... Biografía de Leonardo Da Vinci


Índice

    Resumen de la Biografía de Diego VelázquezResumen de la Biografía de Diego Velázquez: Vida y Obra Artística

    Con tan solo19 años se casó con Juana Pacheco (m. 1618-1660), quien  tenía quince y con la que tuvo a dos hijas: Francisca, bautizada el 18 de mayo del año 1619, e Ignacia, el 29 de enero del año 1621.

    Según los registros históricos, se cita por distintas fuentes como fecha de nacimiento de Diego Rodríguez de Silva y Velázquez el día domingo 6 de junio del año 1599, en Sevilla, y de igual forma por otras la de su bautizo, ocurrido en la iglesia de San Pedro de la misma ciudad.

    De acuerdo con la Biografía de Diego Velázquez, que ha sido redactada por los especialista Víctor Moreno, María E. Ramírez, Cristian de la Oliva, Estrella Moreno y otros (2013) y que ha sido publicada en el website: buscabiografias.com, tuvo como padres a João Rodrigues da Silva, notario eclesiástico, y Jerónima Velázquez.

    Familia de Diego Velázquez

    Hijo primogénito de João Rodrigues da Silva, cuyo progenitor tenía origen portugués; de sus sus abuelos paternos se sabe que fueron comerciantes, y probablemente judíos conversos, que se instalaron en Sevilla provenientes de Oporto, siendo el mayor de ocho hermanos.

    Con tan solo diecinueve años contrajo matrimonio con Juana Pacheco (m. 1618-1660), quien  tenía quince y con la que tuvo a dos hijas: Francisca, bautizada el 18 de mayo del año 1619, e Ignacia, el 29 de enero del año 1621.

    FRASES CÉLEBRES

    • “No sirve de nada tener lo mejor y no ser el mejor”
    • «Considérate viejo cuando tengas más recuerdos que sueños»

    Velázquez El Pintor

    Cuando cumplió los doce años ingresó como aprendiz en el taller del quien sería su futuro suegro, Francisco Pacheco, un sencillo pintor manierista. En su aprendizaje, asimiló el naturalismo tenebrista dominante en su tiempo, el cual se derivaba del realismo italiano y del flamenco.

    Por el uso frecuente que se le daba en Andalucía, prefirió adoptar el apellido de su progenitora, firmando solo como "Diego Velázquez" o "Diego de Silva Velázquez".

    Obras Más Relevantes

    Sus primeras pinturas, fueron realizadas entre los años 1617 y 1623, y en ellas sobresalen los bodegones, retratos y escenas religiosas. Muchas de ellas conservan un marcado acento naturalista, como “La comida” (c. 1617, ubicada en el Museo del Ermitage, San Petersburgo), bodegón que puede ser considerado como la primera obra autónoma de este gran maestro.

    En el “Aguador de Sevilla” (c. 1619-1620, ubicada en Aspley House, Londres) los magníficos efectos de luz y sombra, así como la directa observación del natural, nos llevan a relacionarlo ineludiblemente con Caravaggio. Para sus cuadros religiosos usó modelos sacados de las calles de Sevilla. En la “Adoración de los Magos” (1619, perteneciente al Museo del Prado, Madrid) las imágenes bíblicas son figuras de su familia, donde incluso está incluido su propio autorretrato.

    En su tiempo conoció a importantes personalidades como al poeta Luis de Góngora y Argote (uno de sus retratos, realizado en el año 1622 se halla en el Museum of Fine Arts de Boston).

    “El triunfo de Baco” o “Los Borrachos”

    “El triunfo de Baco” o “Los Borrachos”
    En el año 1623 volvió a Madrid para hacer un retrato del rey Felipe IV (1623, ubicado en el Museo del Prado). Por ello el monarca lo nombró como su pintor de cámara.

    Para el año 1621 se trasladó a la ciudad de Madrid para estar al tanto de las colecciones reales y en el año 1623 volvió a la capital para hacer un retrato del rey Felipe IV (1623, ubicado en el Museo del Prado). Por ello el monarca lo nombró como su pintor de cámara.

    Pintó a su vez temas mitológicos como “El triunfo de Baco”, mejor conocido como “Los borrachos” (1628-1629, ubicado en el Museo del Prado). En el año 1628 Petrus Paulus Rubens visitó la corte de Madrid en una misión diplomática y también hizo amistad con Velázquez.

    Para el mes de agosto del año 1629 viajó a Génova y desde esas tierras se dirigió a las ciudades de Milán, Venecia, Florencia y Roma; regresó a España desde la ciudad de Nápoles en el mes de enero del año 1631.

    “La Fragua de Vulcano”

    El arte renacentista lo estudió de cerca, al igual que la pintura italiana de su tiempo. Varias de las obras logradas durante sus desplazamientos muestran la asimilación de estos estilos; ejemplo representativo es “La túnica de José” (1639, ubicada en el Monasterio de El Escorial, Madrid) y “La fragua de Vulcano” (1630, perteneciente al Museo del Prado. De regreso a España, Diego Velázquez rehabilitó sus encargos como retratista de la Corte.

    En el año 1631 Juan Bautista Martínez del Mazo, un humilde ayudante con veinte años y nacido en Cuenca, ingresó en su taller, quien luego contrajo matrimonio  el 21 de agosto del año 1633 con su hija mayor, Francisca, quien tan solo tenía quince años.

    Hacia el año 1640 se afanó arduamente en concretar los retratos de caza de la familia real para la Torre de la Parada. Llegó a pintar algunos cuadros de tinte religiosos, como el “Crucificado” (c. 1632), “La coronación de la Virgen” (c. 1641) y “San Antonio Abad” y “San Pablo primer ermitaño” (c. 1634), todos ubicados en el Museo del Prado.

    La Venus del Espejo

    La Venus del Espejo
    “La Venus del espejo” (Situada en la National Gallery, Londres) data posiblemente de esta época.

    Para el año 1649 volvió nuevamente a Italia para comprar obras de arte para el rey. Pero durante su estadía en Roma (1649-1650) logró pintar el magnífico retrato de “Juan de Pareja” (Ubicado en el Metropolitan Museum of Art, Nueva York) así como el inquietante y profundo retrato del “Papa Inocencio X” (Ubicado en la Galería Doria-Pamphili, Roma).

    Poco después se le notificó que había sido admitido como miembro de la Academia de San Lucas de Roma. “La Venus del espejo” (Situada en la National Gallery, Londres) data posiblemente de esta época.

    Las Meninas

    De las dos últimas décadas de su vida, las pinturas o cuadros más importantes son “Las hilanderas o La fábula de Aracné” (1644-1648, del Museo del Prado); en esta nos presenta una obra sofisticada de confusa simbología mitológica, y una de las obras maestras más llamativas de la pintura española: “Las Meninas” o “La familia de Felipe IV! (1656, perteneciente al Museo del Prado), en la que se devela un imponente retrato del grupo de la familia real, incluido el propio artista en la escena.

    Aun así, a Velázquez se le tiene como un pintor poco fecundo, ya que dedicó buena parte de su vida a su conveniente y productiva carrera cortesana, y solo se le han podido atribuir entre 110 y 120 obras.

    Las Meninas
    Pero a Velázquez se le tiene como un pintor poco fecundo, ya que dedicó buena parte de su vida a su conveniente y productiva carrera cortesana, y solo se le han podido atribuir entre 110 y 120 obras.

    Cargos Desempeñados

    Desempeño diferentes cargos como funcionario cortesano: pintor del monarca, ujier de cámara, alguacil de la corte, veedor, contador o aposentador del palacio real, una labor que demandaba mucha dedicación, relegando la pintura a un segundo lugar.

    No obstante, hay que acotar que con su trayectoria selló el siglo XVII gracias a su estilo naturalista, con su perspicaz diversidad de técnicas pictóricas, con el uso de la luz y sus tenues armonías de color.

    Muchos lo han considerado como el mejor pintor ibérico de la historia, y es posiblemente por ello digno de haber nacido y florecido durante el siglo de oro español. Su influencia sería enorme y dilatada, ya que incluso los impresionistas del siglo XIX hallarían en sus obras un ideal que profundizar y aspirar.

    NOTA

    Poco antes de su fallecimiento fue designado “Caballero de Santiago”. Su ascendencia ignorada (de sangre que no podía ser judía ni conversa) impedía el reconocimiento. La mediación del Rey ante el Papa Alejandro VII facilitó que consiguiese la Cruz de Santiago en el año 1659.

    Obras Seleccionadas

    • Adoración de los Magos
    • Almuerzo de campesinos
    • Cabeza de Apóstol
    • Coronación de la Virgen
    • Cristo Contemplado por el Alma Cristiana
    • Cristo Crucificado
    • Cristo en Casa de Marta y María
    • Cristo en la Cruz
    • Demócrito
    • El Dios Marte
    • Don Cristóbal Suárez de Ribera
    • Don Diego del Corral y Arellano
    • Don Pedro de Barberana y Aparregui
    • Doña Antonia de Ipeñarrieta y Galdós y su Hijo Don Luis
    • El Aguador de Sevilla
    • El Almuerzo
    • El Bufón Barbarroja
    • El Bufón Calabacillas
    • El Bufón Don Sebastián de Morra
    • El Cardenal Infante don Fernando de Austria Cazador
    • El Conde-Duque de Olivares a Caballo
    • El Príncipe Baltasar Carlos a Caballo
    • El Príncipe Baltasar Carlos Cazador
    • Esopo
    • La Fábula de Aracne
    • Felipe IV
    • Felipe IV a Caballo
    • Felipe IV Cazador
    • Felipe IV con Jubón Amarillo
    • Felipe IV de Castaño y Plata
    • Felipe IV en Fraga
    • La Fragua de Vulcano
    • Francisco Lezcano, el Niño de Vallecas
    • Francisco Pacheco
    • Imposición de la Casulla a San Ildefonso
    • Inmaculada Concepción
    • Inocencio X
    • Juan Francisco Pimentel, Conde de Benavente
    • La Cena de Emaús
    • La Costurera
    • La Dama del Abanico
    • La Infanta Margarita
    • La Infanta Margarita en Azul
    • La Infanta María Teresa de España
    • La Mulata
    • La Reina Isabel de Francia a Caballo
    • La Reina Margarita de Austria a Caballo
    • La Reina Mariana de Austria
    • La Rendición de Breda
    • La Túnica de José
    • Las Lágrimas de San Pedro
    • Las Meninas
    • María de Austria
    • Menipo
    • Mercurio y Argos
    • Retrato de Juan Martínez Montañés
    • Retrato de Luis de Góngora
    • Retrato del Conde-Duque de Olivares (1624)
    • Retrato del Conde-Duque de Olivares (1625)
    • Retrato del Conde-Duque de Olivares (1638)
    • Retrato del Infante Don Carlos
    • Retrato del Príncipe Baltasar Carlos
    • San Antonio Abad y San Pablo ermitaño
    • San Juan Bautista en el Desierto
    • San Juan en Patmos
    • San Pablo
    • Santo Tomás
    • Tentación de Santo Tomás de Aquino
    • Tres Músicos
    • El Triunfo de Baco
    • Venus del Espejo
    • Vieja Friendo Huevos

    SABÍAS QUE...

    • Diversos expertos han logrado identificar a familiares de Velázquez en su obra “Adoración de los Magos”. Francisco Pacheco, su suegro, representa a Melchor, María sería el rostro de su esposa Juana Pacheco, Francisca, su hija recién nacida representa al niño Jesús y el pintor al Rey Gaspar.
    • Un manuscrito notarial acredita la existencia en el año 1652 de un hijo romano de Diego Velázquez: Antonio de Silva, quien sería hijo natural de una madre que no se conoce. Se ha especulado que pudo haber sido la modelo que posaba cuando hizo el desnudo de la “Venus del Espejo”.
    • Luego de su muerte fue acusado por desfalco. Ante esto, una comisión del fisco supervisó sus libros de cuentas y fue penado a devolver 35.000 reales, procediendo a embargar parte de sus bienes. Su yerno, el pintor Juan Bautista Martínez del Mazo (1610-1667), tuvo que enfrentar esta situación y hacerse cargo del resto de la deuda.

    Muerte de Diego Velázquez

    Muerte de Diego Velázquez
    A los ocho días, su esposa Juana Pacheco también fue sepultada junto a él.

    Fue el 31 de julio cuando su cuerpo fue invadido por unas fiebres muy fuertes y presintiendo su día final, decidió firmar su testamento. Murió en Madrid el 6 de agosto del año 1660, siendo enterrado en la cripta de Fuensalida de la iglesia de San Juan Bautista; a los ocho días, su esposa Juana Pacheco también fue sepultada junto a él. En el año 1811, los franceses echaron abajo esta iglesia, perdiéndose sus restos.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Go up