Biografía de Cleopatra

La Biografía de Cleopatra (Unknown - 0030/08/12) nos muestra a una de las mujeres más más aclamadas en el mundo y la última gobernante de la dinastía ptolemaica del Antiguo Egipto, quien incluso llegó a ser coronada en el año 51 a. C., por el emperador Julio Cesar como Reina de Egipto, y se mantuvo en el poder hasta el año 30 a.C.

Se desempeñó como diplomática, comandante naval, lingüista y escritora sobre tratados médicos. Fue descendiente de Ptolomeo I Sóter, quien fue el fundador de su dinastía, un general grecomacedonio, perteneciente al ejército de Alejandro Magno.

Luego de la muerte de Cleopatra, las tierras de Egipto pasaron a convertirse en provincia del Imperio romano, lo que le puso el punto final al período helenístico, iniciado con el reinado de Alejandro (336-323 a. C.).​

También te puede interesar la... Biografía de Ovidio


Índice

    Resumen de la Biografía de Cleopatra: Vida y Obra Política

    Resumen de la Biografía de Cleopatra: Vida y Obra Política
    Cleopatra o Nefertiti, como también se le llamó, fue una mujer, muy bella y seductora, pero con unas dotes políticas indiscutibles. Sus enemigos la bautizaron como "La Vibora del Nilo".

    ¿Quien fue Cleopatra?

    Cleopatra VII realmente se llamaba Cleopatra Filopátor Nea Thea, tuvo como padre a: Ptolomeo XII Auletes y vino a este mundo en el mes de octubre del año 69 a.C. en la ciudad de Alejandría.

    Entre otros, tuvo como cónyuges a Julio César, Marco Antonio, Ptolomeo XIII y a Ptolomeo XIV, con quienes logró procrear a varios hijos, entre ellos Cesarión, Cleopatra Selene II, Alejandro Helios y Ptolemy Philadelphus

    Fue una atractiva mujer, muy bella y seductora, pero con unas dotes políticas indiscutibles. Sus enemigos la bautizaron como "La Vibora del Nilo". Se cuenta, según la historia, que llegó a dominar siete idiomas y, caso como caso particular, fue el único miembro de esa dinastía que hablaba la lengua de los súbditos: el egipcio.

    Su Familia y su Entorno

    Hija de Ptolomeo XII Auletes, quien fuese rey de Egipto. También tuvo dos hermanas mayores, Berenice IV y Cleopatra VI, una hermana menor Arsinoe IV así como dos hermanos menores, Ptolomeo XIII y Ptolomeo XIV.

    Se tiene información de que en el año 58 a. C. al parecer acompañó a su padre, Ptolomeo XII, en el exilio en la ciudad de Roma, luego de producirse una revuelta en Egipto, lo que permitió a su hermana mayor, Berenice IV, reclamar el trono; esta fue asesinada en 55 a. C. cuando su padre volvió a Egipto con asistencia militar romana.

    Se sabe que cuando el rey murió, en el año 51 a.C., Cleopatra, de apenas diecisiete años, y su hermano, Ptolomeo XIII, de unos doce años, le reemplazaron en el trono como corregentes, pero con la condición de casarse legalmente. No obstante, la ruptura entre ambos desencadenó una cruenta guerra civil.

    Sin embargo, para el tercer año de su reinado (54 a.C.), Tolomeo, se rebeló y se hizo del control exclusivo del gobierno egipcio, obligando a su hermana a huir y a recurrir al exilio.

    FRASES CÉLEBRES

    • “Mi honor no fue cedido, sino conquistado simplemente.
    • «Todos los sucesos extraños y terribles son bienvenidos, pero despreciamos los consuelos.»

    La Reina de Egipto Gracias a Julio Cesar

    La Reina de Egipto Gracias a Julio Cesar
    César, ya entonces como dictador, designó a Cleopatra y a su pequeño hermano Ptolomeo XIV como cogobernantes o corregentes de Egipto.

    Un gran ejército en Siria logró reunir Cleopatra, sin embargo no fue capaz de resguardar su pretensión hasta su llegada a la ciudad de Alejandría, en el año 48 a.C., de Julio César, quien se convirtió en uno de sus amantes y decidido le presto todo su apoyo para su causa. En el 47 a.C. Tolomeo XIII murió poco después del combate en la batalla del Nilo.

    NOTA

    La hermana menor de Cleopatra, Arsínoe IV, que había comandado el asedio, se exilió en la ciudad de Éfeso y César, ya entonces como dictador, designó a Cleopatra y a su pequeño hermano Ptolomeo XIV como cogobernantes o corregentes de Egipto.

    Los Hijos de Cleopatra

    Con tan solo once años de edad, convino en casarse con su hermano menor, Ptolomeo XIV. Se trasladó a Roma, donde se convirtió en la amante y concubina del Julio César.

    Con él logró concebir un hijo, Cesarión, que afirmaba ser hijo de César. Fue madre además de Cleopatra Selene II, Alejandro Helios y Ptolemy Philadelphus.

    Luego del asesinato de este último en el año 44 a.C., Cleopatra volvió a Egipto, y según la historia, se cuenta que lo hizo para asesinar a Tolomeo XIV, su propio hermano, y así de esta forma convertir a su hijo Cesarión en su corregente, asignándole el nombre de Tolomeo XV.

    Cleopatra y su Relación con Marco Antonio

    Cleopatra y su Relación con Marco Antonio

    En medio de la tercera guerra civil de la República romana (años 43-42 a. C.), Cleopatra llevó a cabo una alianza con el Segundo Triunvirato, que estuvo conformado por Octavio, Marco Antonio y Lépido.

    Tras su encuentro en la ciudad de Tarso en el año 41 a. C., la gobernante egipcia fue citada por Marco Antonio, quien era el gobernador de los territorios de Oriente, de quien se enamoró perdidamente. Luego volvieron a la ciudad de Alejandría, donde convivieron juntos durante un largo tiempo.

    Antonio usó su autoridad como parte del triunviro para ejecutar a Arsínoe IV, cumpliendo los deseos de su amada Cleopatra. Él se apoyó cada vez más ella, tanto para obtener financiamiento como la tan necesaria ayuda militar para poder llevar a cabo las invasiones del imperio parto y del Reino de Armenia.

    NOTA

    En cuanto a las Donaciones de Alejandría, los hijos que engendró Cleopatra con Marco Antonio fueron designados gobernantes en varios territorios, pero bajo la autoridad de Antonio. Este acontecimiento, aunado al matrimonio de Marco Antonio con Cleopatra luego de su divorcio con Octavia la Menor, hermana de Octavio, desencadenó la IV guerra civil de la República romana.

    Nacimiento de sus Mellizos y su Boda con Marco Antonio

    Para el año 40 a.C. Marco Antonio volvió a la ciudad de Roma para casarse con Octavia, hermana de Octavio, y quien luego fue nombrado como el emperador Augusto.

    Para ese entonces Cleopatra parió unos mellizos. Ya en el año 36 a.C. Marco Antonio se trasladó a Oriente liderando una expedición contra los partos. Se sabe que se reunieron en Antioquía y se casaron, de cuya relación les nació un tercer hijo.

    División del Viejo Imperio

    División del Viejo Imperio
    Marco Antonio y Cleopatra dieron a conocer formalmente la división del viejo Imperio de Alejandro Magno entre ella y sus hijos. Tiempo despues, Marco Antonio se suicidó al leer un falso informe sobre la muerte de Cleopatra.

    Durante el año 34 a.C., y tras una campaña de victorias contra los partos, Marco Antonio y Cleopatra dieron a conocer formalmente la división del viejo Imperio de Alejandro Magno entre ella y sus hijos.

    Marco Antonio siguió viviendo en Egipto y en el año 32 a.C. Octavio le declaró la guerra a ambos, viéndose en la obligación de divorciarse de Octavia su anterior esposa. En la batalla de Actium en el año 31 a.C., convencido de que la derrota de Marco Antonio era inevitable, Cleopatra retiró su flota y los dos huyeron a Alejandría.

    De acuerdo con la Biografía de Cleopatra, que ha sido redactada por los especialistas Víctor Moreno, María E. Ramírez, Cristian de la Oliva, Estrella Moreno y otros (2000) y que ha sido publicada en su portal web buscabiografías.com, Marco Antonio se suicidó al leer un falso informe sobre la muerte de Cleopatra.

    Legado e Influencia de Cleopatra en la Sociedad

    Ciertamente, el legado de Cleopatra aún permanece en innumerables obras de arte, tanto en las antiguas como en las modernas, así como en numerosas dramatizaciones sobre su vida a través de la literatura y otros medios. Diversas han sido las obras donde retratan a la reina de Egipto, dando generalmente un punto de vista negativo y polémico de su semblanza, la cual pervivió en la literatura medieval y renacentista.

    Las artes visuales antiguas la representaron en monedas romanas y ptolemaicas, bustos, esculturas, vasijas de cristal, relieves camafeos y obras pictóricas. También ha sido tema de muchas obras de arte renacentista y barroco, entre las cuales destacan las esculturas, pinturas, poemas y obras de teatro como “Antonio y Cleopatra” (1608), escritas por William Shakespeare, además de óperas como “Julio César en Egipto” (1724), compuesta por Händel.

    NOTA

    Recientemente, la historia de Cleopatra ha figurado tanto en las bellas artes como en las artes aplicadas, así como en sátiras burlescas, en producciones cinematográficas producidos por Hollywood como “Cleopatra” (1963) personaje que fue interpretado por Elizabeth Taylor, o como imagen de algunas marcas comerciales, por lo que se puede afirmar que desde el siglo XIX ha sido un icono de la “egiptomanía” y la belleza femenina.

    Legado e Influencia de Cleopatra en la Sociedad

    Sabías Que...

    SABÍAS USTED QUE...

    • Su lengua materna era la koiné griega, pero se distinguió por ser la primera reina ptolemaica en aprender y hablar el idioma egipcio.​
    • La enigmática y poderosa Cleopatra aceptó la religión egipcia, adoró a sus dioses egipcios tradicionales y se creyó que era uno de ellos, convertida en la misma reencarnación de la diosa egipcia Isis.
    • Cleopatra llegó incluso a redactar un tratado de belleza, que lamentablemente aún se encuentra desaparecido, pero se tienen algunas referencias en fragmentos citados por Galeno, Aecio y Pablo de Egina.
    • Según la historia, se coloreaba los párpados de color verde, que recurría a pestañas postizas; que sus los labios se los matizaba de color carmín, y las venas de su frente y de sus manos en azul. Sus baños habituales los hacía con leche de burra que era mezclada con miel, y para encubrir las arrugas de sus ojos requería usar una crema hecha a base de pulpa de albaricoque.

    Ocaso y Muerte de Cleopatra

    Ocaso y Muerte de Cleopatra
    Al enterarse de que Octavio pretendía exhibirla como un trofeo por su triunfo en Roma, después de revestirse y adornarse con sus galas reales decidió suicidarse dejándose clavar los colmillos de una serpiente venenosa.

    Cesarión, quien fue el último de los Ptolomeos, fue sentenciado a muerte por el emperador Octavio, quien se entrevistó con Cleopatra y le dio garantías, pero cuando la reina se dio cuenta de que su hijo había sido asesinado, prefirió no ser llevada a la ciudad de Roma encadenada y sufrir una espantosa humillación.

    Estando al tanto de que Octavio lo que pretendía era exhibirla como un trofeo por su triunfo en Roma, decidió tomar una decisión funesta, después de revestirse y adornarse con sus galas reales: se suicidó el 29 de agosto del año 30 a. C., dejándose clavar los colmillos de un aspid, una víbora muy venenosa. Fue así como entonces todo Egipto pasó a manos del poder romano.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Go up