Biografía Corta de Juan Ramón Jiménez

La Biografía Corta de Juan Ramón Jiménez (1881/12/23 - 1958/05/29), nos revela a un escritor español que cultivo sus obras desde el Movimiento del Modernismo, especialmente en los géneros de la Poesía y la Prosa.

Sus obras “Platero y yo”, “Jardines lejanos”, “Almas de violeta”, “Ninfeas”, entre otras de gran magnitud y aceptación, lo hicieron acreedor del Premio Nobel de Literatura en el año 1956.

También te puede interesar la... Biografía de Gabriel García Márquez


Índice

Biografía Corta de Juan Ramón Jiménez

Biografía Corta de Juan Ramón Jiménez: Vida y Obra Literaria
Hizo varios viajes a Francia y más tarde a Estados Unidos, donde se casó con Zenobia Camprubí Aymar (1916-1956), quien sería su compañera para toda la vida.

Orígenes y Matrimonio

Este afamado poeta y escritor español, registrado con el nombre de Juan Ramón Jiménez Mantecón, vino a este mundo el 23 de diciembre del año 1881 en Moguer, Huelva. Purificación Mantecón López-Parejo y Víctor Jiménez (natural de Nestares, La Rioja, viudo con una hija de nombre Ignacia de un primer matrimonio con Emilia Velarde, familiar del escritor José Velarde) fueron sus padres, dedicados al comercio de los vinos. Se crio en el hogar de una familia pudiente.

Su primer romance sentimental fue con la idealizada Blanca Hernández Pinzón, la "novia blanca" que retrata en sus versos, pero de forma expedita se convirtió en todo un donjuán.

Esto se intuye de los 104 poemas de sus “Libros de amor” (1911-1912) donde consigna las más variadas aventuras con jóvenes o señoras solteras, casadas, incluso con una norteamericana madre de una hija y con la esposa del psiquiatra que lo atendió en su su depresión luego de la muerte de su padre.  "Y sí, hasta monjas", como bien lo expone su editor José Antonio Expósito en el año 2007.

Hizo varios viajes a Francia y más tarde a Estados Unidos, donde se casó con Zenobia Camprubí Aymar (1916-1956), quien sería su compañera para toda la vida.

FRASES CÉLEBRES

  • “El poeta no es un filósofo, sino un clarividente”.
  • “Vivir no es más que venir aquí a morir, a ser lo que éramos antes de nacer, pero con aprendizaje, experiencia, conocimiento de causa y quizás con voluntad”

Estudios y Formación 

Llevó a cabo sus estudios de primaria y elemental en el colegio de Primera y Segunda Enseñanza de San José. En el año 1891 aprueba con calificaciones de sobresaliente el examen de Primera Enseñanza en el Instituto "La Rábida" de Huelva.

Durante el año 1899 estudia Bachillerato en el colegio San Luis Gonzaga del Puerto de Santa María, y logra el título de Bachiller en Artes. Se traslada a la localidad de Sevilla, en 1896, para ser pintor, creyendo que esa era su vocación. Es allí donde a menudo frecuenta la biblioteca del ateneo sevillano

Desde muy joven anhelaba dedicarse a la pintura, pero cuando vio sus primeros versos y escritos publicados en la prensa local, se decidió por cultivar la poesía. Por ello hizo estudios en la Universidad de Sevilla, España, aunque la abandona en el año 1899.

En la época de su juventud, Juan Ramón Jiménez fue también un ferviente apasionado por la lectura de los poetas y escritores del simbolismo francés y fue conmovido profundamente por los versos de Rubén Darío, a quien admiraba con gran respeto. Para el año 1900 arribó a la ciudad de Madrid, donde cultivó una gran amistad con el mismo Rubén Darío y Valle-Inclán.

La Perdida de su Padre y su Depresión

La Perdida de su Padre y su Depresión
Casa donde habitó Juan ramón Jiménez

Ese mismo año tuvo que enfrentar dolorosamente la pérdida de su padre, lo cual le produjo una profunda depresión, a lo que se le sumó la ruina familiar, certificada por el mismo, ya que su familia perdió todo su patrimonio, el cual fue embargado por el Banco de Bilbao al fallar el Tribunal Supremo a su favor.

Esto le causó una profunda preocupación, vivida intensivamente a causa de su perfil hiperestésico, un tanto neurótico y nefelibata (adjetivo con el cual lo definió Rubén Darío).

Por ello, en el año 1901 fue ingresado con depresión en un sanatorio en Burdeos, regresando a Madrid, posteriormente, al Sanatorio del Rosario. Luego de solicitar tratamiento en diversos sanatorios decidió regresar a Moguer, donde se dedicó a la lectura profunda y la escritura, emergiendo en ese mismo año sus dos primeros libros de poemas: Ninfeas y Almas de violeta.

Durante la década de 1920 decidió regresar a la ciudad de Madrid, hospedándose en la Residencia de los Estudiantes, donde los integrantes de la generación del 27 le reconocieron como un maestro.

Juan Ramón Jiménez y sus Poemas

Entre sus más relevantes antologías pueden ser nombradas “Poesías escogidas” (1917), “Segunda antología poética” (1922), “Canción” (1936) y “Tercera antología” (1957).

Hay que hacer notar que la influencia del modernismo se capta en sus primeras obras, aunque su universo poético de alguna u otra forma siempre se asienta en lo inefable.

Su obra maestra se vuelve independiente de cualquier escuela o tendencia, aunque el simbolismo, ya completamente asumido, continuó influenciando a la de la creación de sus poemas casi hasta el final de sus días.

Con el correr de los años su estilo se hace cada vez más refinado, siempre buscando la belleza absoluta sin obviar al mismo tiempo su carácter metafísico y abstracto, como se puede apreciar en “Baladas de Primavera” (1910), “La soledad sonora” (1911) o “Diario de un poeta recién casado” (1917), escrito específicamente en su viaje hacia los Estados Unidos.

Seguidamente compuso “Siguen Eternidades” (1918), “Piedra y cielo” (1919) y uno de los puntos más altos de su poesía, “Estación total”, una espléndida obra que fue escrita entre los años 1923 y 1936, pero que no se hizo pública sino hasta el año 1946.

Los escritos en Prosa de Juan Ramón Jiménez que conformarían luego la vasta galería “Españoles de tres mundos” (1942) comenzaron a publicarse en periódicos, diarios y revistas en los años inmediatamente anteriores de su exilio.

NOTA

Juan Ramón Jiménez se enamoró de Luisa Grimm, incluso insinuándole la posibilidad del matrimonio, lo que esta rechazó, pero mantuvo una copiosa correspondencia con ella entre los años 1907 y 1915. Grimm, quien era gran amante de la poesía, le dio a conocer a Jiménez numerosos textos líricos escritos en inglés, sobre todo autores del Romanticismo, que para entonces eran poco conocidos en España.

Su Magna Obra: Platero y yo

Su Magna Obra: Platero y yo
Es autor además de los “Romances de Coral Gables” (1948), “Animal de fondo” (1949) y el poema 'Espacio', logra alcanzar lo que se ha dado en llamar su "tercera plenitud" que está basada en el contacto directo con el mar.

Otro de sus excelentes libros, redactado en prosa poética viene a ser “Platero y yo” (1917), donde mezcla la fantasía y el realismo en las relaciones entre un hombre y su asno.

La Biografía de Juan Ramón Jiménez que ha sido redactada por los especialistas Víctor Moreno, María E. Ramírez, Cristian de la Oliva, Estrella Moreno y otros (2002) y que ha sido publicada en el website buscabiografias.com, nos reseña que se ha convertido en el libro español que ha sido traducido a más lenguas del mundo, junto con la novela de Don Quijote del gran escritor Miguel de Cervantes.

Es autor además de los “Romances de Coral Gables” (1948), “Animal de fondo” (1949) y el poema 'Espacio', logra alcanzar lo que se ha dado en llamar su "tercera plenitud" que está basada en el contacto directo con el mar.

Premio Nobel en el año 1956

Juan Ramón Jiménez se vio obligado a abandonar España después del año 1936, al estallar la Guerra Civil española, siendo Estados Unidos, Cuba y Puerto Rico, sus sucesivos países de residencia.

Ya casi moribundo recibió la noticia sobre su Premio Nobel de Literatura en el año 1956. Tres días después de esta noticia fallece su mujer.

Obras Más Publicadas

  • Almas de violeta - Ninfeas, 1900
  • Rimas, 1902
  • Arias tristes, 1903
  • Jardines lejanos, 1904
  • Elejías puras, 1908 - Elejías intermedias - Las hojas verdes, 1909 - Elejías lamentables
  • Baladas de primavera, 1910
  • La soledad sonora – Pastorales - Poemas mágicos y dolientes, 1911
  • Melancolía, 1912
  • Laberinto, 1913
  • Platero y yo, 1914
  • Estío, 1916
  • Sonetos espirituales - Diario de un poeta recién casado - Platero y yo (edición completa), 1917
  • Eternidades, 1918
  • Piedra y cielo, 1919
  • Segunda antología poética, 1922
  • Poesía, 1923
  • Belleza, 1923
  • Canción, 1935
  • Voces de mi copla, 1945
  • La estación total, 1946
  • Romances de Coral Gables, 1948
  • Animal de fondo, 1949

Platero

Platero
"Platero y Yo" se ha convertido en el libro español que ha sido traducido a más lenguas del mundo, junto con la novela de Don Quijote del gran escritor Miguel de Cervantes.

I

Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro. Lo dejo suelto y se va al prado, y acaricia tibiamente con su hocico, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas... Lo llamo dulcemente: "¿Platero?", y viene a mí con un trotecillo alegre que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal... Come cuanto le doy. Le gustan las naranjas mandarinas, las uvas moscateles, todas de ámbar; los higos morados, con su cristalina gotita de miel... Es tierno y mimoso igual que un niño, que una niña...; pero fuerte y seco por dentro, como de piedra... Cuando paseo sobre él, los domingos, por las últimas callejas del pueblo, los hombres del campo, vestidos de limpio y despaciosos, se quedan mirándolo:

- Tien' asero...

Tiene acero. Acero y plata de luna, al mismo tiempo.

NOTA

Sabías Que…

  • Sufría de un trastorno de la percepción que consiste en que los estímulos más simples y de baja intensidad se perciben de manera realmente intensa. Y en su caso esta situación afectaba su capacidad de escucha, ya que cualquier sonido mínimo podía ser para él un ruido ensordecedor.
  • En el año 1905 volvió a su pueblo natal por los problemas económicos que atravesaba su familia, residiendo en la casa de la calle Aceña.
  • En el año 1912, Juan Ramón Jiménez comenzó la traducción del Himno a la belleza intelectual de Shelley, que fue publicado en el año 1915, con ayuda del institucionista Alberto Jiménez Fraud.

Muerte de Juan Ramón Jiménez

Su Magna Obra: Platero y yo

En la Clínica Mimiya de Santurce (Puerto Rico), Juan Ramón Jiménez elevó su alma al cielo, el 29 de mayo del año 1958. Y sus restos, juntos con los de su esposa Zenobia, yacen en el cementerio de Jesús en Moguer, (España).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up